Menú Buscar
Pásate al modo ahorro

Sant Just Desvern acoge el 'OT de los gamers'

La Gaming House congregará a 21 apasionados de los videojuegos que competirán por llegar a la final

4 min

El municipio catalán de Sant Just Desvern acoge desde este domingo el OT de los gamers. Se trata del nuevo concurso de talentos de Neox, Top Gamers Academy, un espacio presentado por Jordi Cruz --conocido por ser la cara visible del programa de Disney Art Attack-- que congregará a 21 apasionados de los videojuegos para que convivan y aprendan durante nueve semanas, al más puro estilo Operación Triunfo.

Al casting se presentaron 7.000 personas --bastante lejos de los 16.000 aspirantes que intentaron entrar en OT 2018--, y el resultado ha sido un elenco bastante equitativo. Mujeres y hombres están equiparados casi al 50%, un claro mensaje por parte de Gestmusic Endemol y Webedia España, productores del formato. 

Academia de alto rendimiento

La bautizada como Gaming House funcionará como academia de élite de alto rendimiento. En esos 800 metros cuadrados los participantes encontrarán las instalaciones necesarias para completar su formación y residir durante el tiempo que se mantengan en el concurso. El espacio estará dividido en diversas estancias: el Salón Playstation, equipado con consolas para jugar; la Terraza Kit Kat, destinada a una diversión más tradicional con una mesa de pimpón, un billar y algunas máquinas recreativas; y la Sala de Edición, donde los internos crearán sus propios videojuegos.

Los 21 agraciados se dividirán en tres equipos, liderados por caras famosas del sector. Los mentores de cada grupo serán el reconocido youtuber El Rubius y los gamers Willyrex y Grefg. Mangel, Fargan y Ampeter serán los team maganers --líderes del equipo-- que harán el seguimiento de su evolución. Sus profesores serán Lucas, el piloto que les impartirá la asignatura de Gran Turismo Sport para aprender a conducir rápido en un simulador; Suja, que les enseñará los trucos para dominar el videojuego de moda, Fortnite; y Carlota de Solís, encargada del juego para móvil Clash Royale.

Formato a prueba

Si el espacio funciona, habrá nuevas ediciones, y si la gravedad de la pandemia mejora, incluso podrían plantearse ampliar espacios. “Tenemos un plató de 800 metros cuadrados, pero hay 800 más en la planta baja, con lo que nos podríamos plantear partidas con gente de fuera de la academia, 100 o 150 personas que compitan con los de arriba”, apuntó el director de Gestmusic, Tinet Rubira. No obstante, la competición de verdad será la que realizarán los concursantes dentro de su equipo, mientras acumulan puntos en su ranking personal. Habrá nominados, que pondrán su destino en manos del público, hasta que llegue un equipo con los mejores a la final. Por el camino recibirán regalos y habrá drafts --proceso de selección de las compañías interesadas--, con lo que podrán salir con un contrato.

No todos acabarán viviendo de su talento para los videojuegos. Igual que puntualizó Rubira cuando fue preguntado por la ratio de éxito de los concursantes de OT, el productor señaló que "solo algunos van a despuntar y convertir esto en su profesión". El programa solo actúa como captador y expositor de talento. "Luego ya es cuestión suya aprovechar la oportunidad y labrarse un futuro", concluye Rubira.

Destacadas en Vida