Menú Buscar
El 'top five' de universidades españolas en excelencia e inserción laboral

El 'top five' de universidades españolas en excelencia e inserción laboral

Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada publica el Índice de Excelencia Universitaria con los centros académicos líderes en España

3 min

La Universidad de Granada (UGR) y la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB) lideran el Índice de Excelencia Universitaria (IEU) elaborado por el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada que valora las potencialidades de los centros de educación superior. 

El resto del top five de centros académicos en España se se sitúan la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y la Universidad de Barcelona (UB); mientras que la Pompeu Fabra (UPF).

Inserción laboral

Los resultados del análisis, fruto de más de 1.600 entrevistas a docentes universitarios y estudiantes ponderada con diferentes variables sobre estudios de investigación, impacto de los mismos, adaptación curricular, tasa de inserción laboral y programas internacionales ofrecidos por los diferentes centros, señalan que la UGR es la mejor posicionada de todas las universidades españolas. 

"Esta universidad pública andaluza puntúa por su elevada tasa de investigación y formación del profesorado universitario, junto a una intensa adaptación curricular a las nuevas demandas del mercado con grados posicionados a nivel nacional e internacional", destaca el análisis del Instituto de Coordenadas. 

UAB

En la segunda posición de la excelencia universitaria en España se encuentra la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) gracias a la alta formación de su personal docente, y al impacto de su producción investigadora en la comunidad científica internacional. El IEU también destaca del centro catalán su posición de liderazgo en la transferencia de conocimiento con los principales polos empresariales e industriales. 

El vicepresidente ejecutivo del Instituto Coordenadas, Jesús Sánchez Lambás, ha destacado que la Excelencia Universitaria destaca el "gran esfuerzo" realizado por las universidades españolas para adaptarse a las nuevas demandas de la sociedad, "pese a haberse movido en los últimos años en un contexto de reducción presupuestaria severamente agravado en la contratación de personal joven y en investigación".