Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Personal sanitario visita a un paciente Covid ingresado en la uci del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona / David Zorrakino (EP)

Tomar antibióticos aumenta el riesgo de gravedad del Covid

Un estudio revela que la probabilidad de que el contagio sea más grave es un 12% más alta entre las personas expuestas a estos medicamentos durante los dos años previos a la infección del virus

3 min

Haber tomado antibióticos durante los dos años previos a contagiarse de Covid-19 aumenta un 12% el riesgo de gravedad de la enfermedad. Así lo concluyen los resultados de un estudio del Instituto Universitario para la Investigación en Atención Primaria de Salud Jordi Gol (IDIAPJGol), que ha analizado la relación entre el consumo de estos medicamentos y la gravedad del virus.

Los investigadores han analizado los datos de 280.679 pacientes infectados de coronavirus diagnosticados entre marzo y junio de 2020 en Cataluña, de los cuales 146.656 tomaron antibióticos en los dos años previos al contagio. De estos, 25.222 presentaron una infección grave –donde se incluye la neumonía, hospitalización y muerte–, lo que representa el 9%.

Gravedad en función del tratamiento

En el análisis de la pauta antibiótica, han tenido en cuenta si los pacientes habían tenido una exposición alta, es decir, de más de cuatro prescripciones antibióticas los dos años previos a la infección; el consumo de antibióticos de máxima prioridad; y la exposición reciente –en los dos últimos meses antes del contagio–.

Una de las principales conclusiones es que el riesgo de gravedad fue “más alto” entre los que sí estuvieron expuestos a este medicamento. En concreto, aquellos que habían tomado antibióticos de máxima prioridad presentaron un 25% más de Covid grave que los que habían tomado de otro tipo. En cuanto a las personas con una alta exposición, el 19% presentó mayor gravedad que los que habían tomado tres o menos pautas en el tratamiento.

Un 41% más gravedad en la exposición reciente

Por otro lado, el estudio ha constatado que aquellos que habían consumido antibióticos en los dos meses previos a la infección, es decir, cuya exposición era reciente, presentaron un 41% más gravedad en el curso del coronavirus.

Esto sucede porque, según Carl Llor, el investigador principal del estudio, "el consumo de antibióticos altera la microbiota del cuerpo, principalmente la del tubo digestivo, lo que reduce la diversidad microbiana y provoca alteraciones en la inmunidad antiviral". Así pues, concluye que los resultados obtenidos en este análisis deberían abrir la puerta a una nueva investigación para entender mejor cómo afecta esto sobre nuestra inmunidad, así como a la posibilidad de presentar infecciones más graves.