Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Hoja de cannabis

Todo lo que has de saber sobre el cannabis y su composición

El uso terapéutico e incluso cosmético de productos realizados a partir de esta planta crecen día a día

6 min

Cada vez más los españoles dedican el tiempo que estiman oportuno a buscar en la red posibles soluciones para mejorar su bienestar. Ante infinidad de productos que surgen navegando por Internet uno de ellos suele llamar la atención de multitud de usuarios. Nos referimos al cannabis.

Aunque es conocido a nivel mundial, a día de hoy todavía hay dudas sobre que es el cannabis exactamente. Si tú tampoco lo sabes presta atención a las siguientes líneas.

Planta con multitud de propiedades

El cannabis es una planta y, a diferencia de muchas de ellas, puede crecer siendo masculina o femenina. En ambos casos el nacimiento y la evolución hasta alcanzar un tamaño máximo de aproximadamente seis metros se hace separadamente. Acostumbra a proliferar incluso en zonas bastante húmedas. Ello es posible debido a la resina que libera. De hecho, si tocas el cannabis cuando está plantado en una zona de más del ochenta por ciento de humedad notarás cómo la mano se te queda un poco pegada a su superficie.

Es precisamente gracias a la resina que el conjunto dióico logra sobrevivir a pesar de las negativas condiciones en lo que a la humedad se refiere. Conviene destacar que tanto la planta masculina como la femenina tienen buenas capacidades de supervivencia, aunque a nivel visual sí existen considerables diferencias. Indistintamente del tipo de cannabis, la planta en sí cuenta con una composición que abarca unas sesenta sustancias. Dos de ellas son las que gozan de mayor popularidad en pleno siglo XXI, las cuales detallaremos en próximos párrafos.

Diferencias entre CBD y THC

Incluso si nunca antes te habías documentado sobre el cannabis es probable que en alguna ocasión oyeras mencionadas dos de sus sustancias, también conocidas bajo el nombre de cannabinoides. Hablamos del cbd y thc.

Ambos ingredientes acostumbran a confundirse, aunque existen numerosas diferencias que debes conocer. CBD es acrónimo de cannabidiol, diferenciándose enormemente del siguiente que analizaremos debido a que no afecta psicoactivamente al sujeto en cuestión.

Bajo efecto psicoactivo

Es decir, su estado en ese sentido permanece inalterable. Tanto es así que cualquier efecto de carácter psicoactivo propio del THC es disminuido en la medida de lo posible por el cannabidiol. Por supuesto, no llega a anularlo por completo.

Y es que en tal caso el cannabis no tendría el interés a nivel mundial que despierta a fecha de hoy. Ello es fruto en gran parte del tetrahidrocannabinol. Con un porcentaje que ronda los 35 puntos es de las sustancias que cuentan con mayor presencia en productos como la marihuana. En concreto, dentro de la propia planta hace acto de presencia en el cáñamo. Tal como hemos detallado anteriormente, en este caso sí hay que reseñar unas importantes propiedades de tipo psicoactivo.

Búsqueda de beneficios minimizando otros efectos

No es de extrañar teniendo en cuenta que actúa junto a los CB1 presentes en el área cerebral de todo individuo. Es decir, cualquier persona puede pasar a obtener los beneficios que más adelante serán sacados a colación.

Este tipo de receptores proceden a trabajar de otra manera distinta a como lo hacen orgánicamente. Gracias al THC se liberan multitud de las sustancias conocidas bajo el nombre de endocannabinoides.

Propiedades del cannabis

Sustancias como el CBD y THC presentes en el cannabis dan pie a que su composición pueda llegar a ser bastante beneficiosa, siempre contando con supervisión de profesionales que tengan una dilatada trayectoria a sus espaldas. Precisamente el último ingrediente de los mencionados es el encargado de mejorar el estado anímico en cooperación con los receptores cerebrales. El resultado es similar al de la liberación de serotonina producida tras realizar actividades como una satisfactoria sesión de ejercicio cardiovascular.

Adicionalmente, fruto de esa modificación psicoactiva que lleva a cabo también se pueden corregir los problemas nutricionales derivados de contratiempos de apetito. De hecho, cada vez más españoles se decantan por el cannabis, en concreto el CBD, con tal de bajar de peso sin que ello suponga un gran sacrificio ni mucho menos.

Analgésico y antiinflamatorio

A todo ello hay que sumar sus acciones analgésicas y antiinflamatorias. Es decir, los dolores provocados por cualquier tipo de situación, como una contusión contra el suelo o un objeto de gran envergadura, menguan considerablemente otorgando una sensación de alivio casi inmediata.

La celeridad también se evidencia con el otro efecto mencionado, tratándose de uno de los más aclamados por los científicos que llevan años estudiando las propiedades del cannabis. Y es que pocos antiinflamatorios llegan a tener el poder de neutralización de esta planta, reduciendo enormemente el tiempo que necesita una inflamación para desaparecer, recuperando así el aspecto anterior.

Por todos los motivos descritos no es de extrañar que la venta de cannabis haya aumentado tanto en el último lustro, especialmente a través de Internet. Por su parte, los comercios físicos también han proliferado por toda España con tal de que no resulte complicado hacerse con esta planta.

--

Contenido patrocinado

Destacadas en Vida