Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Tráfico desde el interior de un vehículo/ CG

Todo lo que has de saber antes de contratar un seguro de coche

Para circular con tranquilidad es importante disponer de un seguro para nuestro vehículo acorde a nuestras necesidades y posibilidades

6 min

El seguro del coche es uno de los factores fundamentales antes de iniciar la conducción. En nuestro país, el seguro del coche es un elemento obligatorio y que tiene como objetivo cubrir los diferentes daños que podamos causar a los demás, por un lado, y la responsabilidad civil, por otro. Esto sería uno a terceros que, aunque puede ser mejorado, es lo mínimo que se necesita para poder circular.

Podemos configurarlo de tal forma que, desde una cobertura básica pero efectiva, podamos llegar a uno todo riesgo, con o sin franquicia. y que hace que la tarea de conducir prácticamente no deba preocuparnos. Y esto es así porque tener a tu lado quien responda en cada momento, aporta la tranquilidad necesaria.

Consideraciones previas

Si bien un buen seguro no tiene por qué ser caro, hemos de tener en cuenta que, a medida que vayamos añadiendo coberturas, mayor será la prima que ha de abonarse. Es lógico, protegerse de la forma que más nos conviene o que necesitamos es algo por lo que debemos apostar. Y es que no necesita el mismo tipo de seguro una persona que coja el coche de manera esporádica en una población rural, que alguien que haga muchos kilómetros en un vehículo de alta gama.

Por eso, a partir de lo que tenemos y el uso que vamos a darle será lo que determine el tipo a elegir. Las aseguradoras suelen tener en cuenta factores como que el coche pernocte en garaje, ya que esto hace bajar la prima, o los extras con los que cuente el coche. Hemos de ser muy detallistas a la hora de comunicar a la compañía aseguradora lo que tiene nuestro coche. En caso de tener que necesitar el seguro para alguna reparación, los trámites se agilizarán y no habrá impedimentos de ningún tipo.

Experiencia del conductor

La edad y la experiencia del tomador también suele ser uno de los factores determinantes a la hora de contratar el seguro del coche, pero se trata de algo común. Cualquier persona joven y con el carnet recién obtenido tendrá que pagar una alta prima, sobre todo si elige la opción a todo riesgo.

Para personas más experimentadas se tiene en cuenta si se han sufrido percances en los últimos años. Si nuestro historial es positivo tendremos un seguro a todo riesgo adecuado por un precio muy competitivo.

Todo riesgo

Siempre que sea posible, y a no ser que el precio se dispare, debemos elegir uno a todo riesgo o bien, a terceros con algunas mejoras. Si tu coche está financiado, la opción de seguro a todo riesgo es prácticamente una obligación, En el caso de sufrir un percance que dé el coche por siniestro total puedes encontrarte con un coche que has de seguir pagando y que no disfrutes.

Por eso, tu seguro de coche a todo riesgo siempre merece la pena en estos casos. Imagina una aseguradora que te proporcione hasta el 130% del valor total del vehículo en caso de siniestro. Puedes conseguirlo si buscas la mejor opción.

Como funciona la franquicia

La franquicia también es un factor determinante cuando contratamos un seguro de coche. Este concepto hace referencia a una cantidad económica que debemos abonar en caso de que nuestro coche precise una reparación por parte de la compañía aseguradora. Si se elige la modalidad sin franquicia, la prima total aumenta, ya que la aseguradora se hace cargo de todo.

Lo habitual es poner una franquicia que puede llegar hasta los 400 o 500 €. En caso de un siniestro cuyo importe sea mayor al firmado en la póliza, deberemos pagar la franquicia correspondiente y el resto del importe será asumido por la compañía aseguradora.

Elección de taller y asistencia en ruta

Pero si además una aseguradora te ofrece importantes ventajas si llevas tu vehículo a reparar en su red de talleres asociados, podemos decir que nos encontramos ante un seguro que nos interesa mucho. A la hora de necesitar a nuestra compañía, es muy importante que ésta responda ante cualquier circunstancia. Si nos quedamos en carretera, que con una simple llamada pueda llegar una grúa a recogernos y que se nos ofrezca todo lo que necesitemos. Es en esos momentos en los que se distingue una buena compañía de otra. Recuerda que un seguro de coche es obligatorio y deberá cubrir la responsabilidad civil.

Siempre es conveniente apostar por compañías de solvencia y de trayectoria reconocida, que sean capaces de dar la cara en los momentos necesarios. Aunque nuestro perfil como conductor y nuestra trayectoria sea intachable, nunca sabemos si vamos a tener que necesitar de una compañía aseguradora de solvente a nuestro lado. En ese caso, tu tranquilidad estará garantizada.

--

Contenido patrocinado