Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un grupo de niños entrando a un centro escolar, que finalizan las clases este miércoles / EP

Así será el fin de las mascarillas en Cataluña

Los niños de primaria y secundaria catalanes serán los primeros en poder prescindir del uso del tapabocas, un día antes que el resto de españoles

3 min

Fin de las mascarillas. Este martes, Cataluña dice adiós a una de las últimas restricciones derivadas de la pandemia del Covid, pero no será para todos. Los niños de primaria y secundaria serán los primeros en poder prescindir del uso del tapabocas, una de las demandas más solicitadas. Los profesores, en cambio, deberán utilizarla todavía.

Así será después de que el conseller de Salud, Josep Maria Argimon, anunciase hace unos días una resolución especial que permitiría levantar la medida en los estudiantes, coincidiendo con el primer día tras la vuelta de las vacaciones de Semana Santa. De hecho, el Govern ha publicado dicha decisión este lunes por la noche en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (Dogc). Según recoge la iniciativa, el beneficio en el bienestar de los alumnos que supone la retirada de la mascarilla "supera el riesgo de transmisión". También valora específicamente el impacto de la mascarilla "en cuanto a condiciones de aprendizaje, interacción social y desarrollo personal".

Un día después, el resto

De esta forma, Cataluña se ha adelantado al resto de España y ha decretado el fin de la mascarilla un día antes de que entre en vigor. Según Argimon, no tenía "ningún sentido" esperar un día, por lo que los alumnos serán los primeros en prescindir de ella. Luego lo harán el resto de españoles.

Un niño con mascarilla en un aula, que ya no serán obligatorias desde el lunes por la noche que se publicará en el Dogc / EUROPA PRESS
Un niño con mascarilla en un aula, que ya no es obligatoria / EUROPA PRESS

A partir del 20 de abril no estarán obligados a utilizar este complemento, excepto para el transporte público, los hospitales y centros sociosanitarios y las residencias. Retirarla en esos entornos será el siguiente paso, aunque "no será sencillo", advirtió el titular de Salud. 

Las empresas podrán decidir

Una de las incógnitas se encuentra en los puestos de trabajo. Las empresas tendrán libertad para decidir si retiran o no su obligatoriedad.  "Cada sitio de trabajo es un mundo, depende de la capacidad de ventilación o de cuántas personas trabajan en determinados metros cuadrados". 

Igual que el resto de expertos santiarios, el facultativo apuesta por mantener la mascarilla cuando exista una concentración de personas en espacios que no estén bien ventilados. Es decir, donde puede haber más contagios.