Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Cafetera italiana

Tipos de cafetera: Guía de compra para no perecer en el intento

Consigue el mejor café con la máquina que mejor se adapta a lo que necesitas

7 min

 Existen una más que amplia variedad en tipos de cafeteras con las que satisfacer las distintas necesidades y gustos de los muchos consumidores de café, aunque la mayoría solo llega a conocer un pequeño porcentaje de todas las clases que hay en el mercado. Cafeteras de cápsulas, industriales, exprés manuales, súper automáticas, italianas, eléctricas… existe una para cada usuario.

A prácticamente todo el mundo le gusta el café, especialmente por las mañanas, cuando una taza de esta bebida caliente pone en marcha los sentidos. Puede que algunos se encuentren satisfechos con el soluble, pero los auténticos cafeteros necesitan de una buena cafetera que saque a presión un buen café. Entre todos los tipos de dispositivos que hay en el mercado, a continuación, se ofrece una lista de los más destacados, aquellos que cumplen las expectativas de cada tipo de bebedor de café.

De cápsulas

Estas se han hecho muy populares en los últimos tiempos. El perfil del usuario de este tipo de cafeteras es joven, moderno, actual y dinámico, de clase media o media alta, al que no le importa pagar un poco más debido a la comodidad que ofrecen. Además, permiten tomar el café siempre igual, en cuanto a potencia de sabor y temperatura, y además probar una gran cantidad de variedades.

Industriales

La cafetera industrial es la que está considerada como la elección preferida de los verdaderos amantes del buen café, es la que ofrecer degustarlo tal y como toma en los bares. Son las que usan los profesionales de la hostelería, pues saben que significa apreciar ese aroma único e inconfundible y ofrecérselo a sus clientes. Los cocineros profesionales o aquellos aficionados a la gastronomía también pertenecen al perfil de usuarios de cafeteras industriales, pues les gusta tener en casa electrodomésticos profesionales.

Existen tres tipos distintos de cafeteras industriales según su funcionamiento; las manuales, las automáticas y las semiautomáticas.

Las manuales son las usadas por el barista profesional. Se controla todo el proceso (la presión, el tiempo, la cantidad de café, pero solo es recomendable para los verdaderos expertos y, en caso de tener un negocio, que no haya demasiado bullicio, pues necesitan mayor tiempo de dedicación.

Las automáticas las más rápidas y prácticas, ideales para los principiantes, pues no se necesita ser experto. Tan solo hay que cargar el café, el agua y apretar el botón.

Las semiautomáticas se encuentra a caballo entre las manuales y las automáticas, como su propio nombre indica. Por este motivo, es una opción muy equilibrada y son las más utilizadas en los negocios de restauración que quieren tener un detalle de calidad con sus clientes. Este tipo de cafeteras industriales semiautomáticas no demandan un trabajo complejo, simplemente hay que pulsar un botón para que comience la preparación y otro para detenerla, de modo que se consigue la cantidad de café precisa según los gustos del cliente. En definitiva, se puede tener el control de algunas funciones, sin requerir un excesivo tiempo, algo que no se suele tener en los negocios a las horas punta, como por ejemplo a la hora del desayuno o el café de la tarde.

Exprés manuales

Las cafeteras exprés manuales con las de brazo de toda la vida. Preparan el expreso, a partir de una dosis de café molido. El usuario debe iniciar y cerrar el caudal de agua manualmente. Es ideal para aquellos a los que les gusta controlar todo el proceso de elaboración, incluso de moler el grano antes de elaborarlo para que mantenga todo el aroma.

Superautomáticas

También preparan el expreso, como en el caso anterior, pero son la versión automática frente a la manual, y carecen de brazo o portafiltro, por lo que la calidad no es tan elevada. Permiten al usuario emplearlo en grano, ya que tienen un molinillo integrado, con la comodidad de automatizar todas las partes del proceso de elaboración del café. Son ideales para aquellos que no quieren renunciar al auténtico sabor del recién molido con solo pulsar un botón.

Italianas y eléctricas

Son las cafeteras moka clásicas y tienen un precio muy asequible, una gran opción para aquellos que no quieren gastarse demasiado dinero en este aparato. Las manuales son aquellas que se calientan sobre el fuego de la cocina, ideales para las personas clásicas a las que les gusta el olor del café al fuego y el sonido que hace cuando sube, acordándose de la casa de sus padres o sus abuelos.

En cambio, las cafeteras italianas eléctricas tienen una base que puede enchufarse a la red. Sirven para preparar un expreso, pero con un método distinto del de las exprés.

Cona (o de vacío)

Están pensadas para los más puristas con estilo, aquellos que desean prepararlo de manera tradicional sin necesitar un enchufe. Estas cafeteras fueron muy apreciadas desde que aparecieron por dejar el café libre de impurezas y por la gran riqueza en aromas que proporciona.

Sin embargo, su diseño complejo hizo que no llegase a sustituir a las ya existentes, convirtiéndose en una segunda cafetera para momentos especiales, en los que se deseaba obtener mejores resultados a cambio de un mayor tiempo de dedicación a la elaboración del café.

--

Contenido patrocinado