Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Acusados por los atentados de Las Ramblas y Cambrils durante el juicio / EP

Los terroristas de Las Ramblas robaron 15.000 euros y joyas para comprar explosivos

Las bombas empezaron a prepararse en la casa de Alcanar en enero de 2017 con peróxido de hidrógeno y acetona

3 min

Los presuntos miembros de la célula yihadista responsable de los atentados de Las Ramblas y Cambrils (Tarragona) robaron 15.000 euros y joyas por valor de más de 1.180 euros para comprar explosivos. Lo ha confirmado durante la segunda sesión del juicio el jefe de la unidad antiterrorista de los Mossos d'Esquadra en el momento de los atentados.

Los terroristas pretendían utilizar el material adquirido para fabricar explosivos que utilizar durante los atentados del 17 de agosto de 2017, que dejaron 16 víctimas mortales y cientos de heridos. 

Joyas y dinero

El agente que ha comparecido como testigo ante la Audiencia Nacional ha relatado que los 15.000 euros fueron robados por uno de los tres acusados, Driss Oukabir, de una empresa en la que trabajaba. Otro de los encausados, Said Alla, robó en casa de la propietaria del restaurante en el que trabajaba las joyas. Asimismo, Omar Hichamy, Younes Abouyaaqoub y Mohamed Hichamy, también sustrayeron dinero de su trabajo en la venta de vehículos, ha enumerado el testigo. Preguntado por el fiscal sobre qué hicieron con las joyas robadas, el agente ha confirmado que Younes Abouyaaqoub y Mohamed Houli fueron el 14 de agosto a venderlas a Vinaroz (Castellón).

Cabe destacar que, para los tres acusados, la Fiscalía pide penas de prisión por delitos entre los que no se incluye el de asesinato, al considerar que no participaron directamente en los atentados. Las acusaciones populares discrepan de este detalle.

Los explosivos

Entre finales de junio y principios de julio, los presuntos terroristas acuerdan fabricar el explosivo ATP, para lo que compran 345 litros de peróxido de hidrógeno y 500 litros de acetona. El testigo ha relatado que los "actos preparadores" comenzaron a finales de 2016. Los miembros más mayores de la célula empezaron, junto al imán de Ripoll a ocupar casas y buscar qué explosivos podían utilizar y cómo hacerlos. Finalmente, la fabricación se inició en enero de 2017.

El 26 de mayo de 2017 estos primeros integrantes proponen a los más pequeños cometer un atentado, según relató Houli en su declaración ante los Mossos. 

Destacadas en Crónica Vida