Menú Buscar
El joven terrorista que sobrevivió la explosión de Alcanar, Mohamed Houli Chenkak, detenido por la Guardia Civil / EFE

Los terroristas de Barcelona no planeaban inmolarse

La célula pensaba llevar a cabo una serie de atentados en tres lugares de la ciudad durante varios días

18.09.2017 09:11 h.
1 min

Los yihadistas que atentaron en Barcelona y Cambrils el 17 y 18 de agosto no tenían planeado inmolarse. Los terroristas tenían en mente varios atentados en al menos tres lugares distintos de la capital catalana. Su intención era colocar las furgonetas llenas de explosivos en los sitios elegidos y activarlas a distancia para causar el mayor daño posible.

Esta estrategia responde a las instrucciones lanzadas por Estado Islámico a sus células europeas, que recomiendan no suicidarse en los ataques para poder atentar de nuevo. La célula de Ripoll tenía material para preparar 100 kilos de explosivos en su refugio de Alcanar.

La información publicada este lunes por El Periódico se basa en la declaración del joven que se salvó de la explosión de Alcanar, Mohamed Houli Chenkak, que fue detenido. El cerebro de la trama, el imán Abdelbaki Es Satty, fue el que sugirió la localidad fronteriza con la Comunidad Valenciana para que los terroristas pudieran ganar dinero con la recogida de fruta y financiar la preparación de los atentados.