Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Asistentes al homenaje de los fallecidos en los atentados del 17A / EP

Los terroristas del 17A planeaban atentar en el Camp Nou tres días después

La explosión de la casa de Alcanar forzó el cambio de planes porque los yihadistas "no tenían un Plan B"

6 min

El plan inicial de la célula yihadista que atentó en Barcelona y Cambrils el 17 de agosto de 2017 era atacar en el Camp Nou tres días después, el 20 de agosto. También habían fijado objetivos en la basílica de la Sagrada Familia y en la Torre Eiffel, según ha afirmado el instructor de los atestados policiales en el juicio que ha comenzado este martes en la Audiencia Nacional.

El funcionario en cuestión ha comparecido como testigo en la vista oral en la que se juzga a tres acusados de formar parte de la célula yihadista que atentó en Barcelona y Cambrils (Tarragona), dejando 16 víctimas mortales y cientos de heridos. Los presuntos terroristas se enfrentan a entre 8 y 41 años de prisión que solicita la Fiscalía por delitos entre los que no se incluyen los de asesinato.

Cambio de planes

El jefe de la investigación que realizaron los Mossos d'Esquadra ha relatado pormenorizadamente todo lo que ocurrió el día de los atentados y los cambios de planes que llevaron a la célula a atacar el 17A, en contra de lo que habían previsto. Según ha contado, esa misma mañana Mohamed Hichamy y Younes Abouyaaqoub se dirigían cada uno con una furgoneta alquilada hacia la vivienda de Alcanar, que se usaba como base operativa. Sobre las 15.00 horas, Hichamy llamó por teléfono a otro miembro de la célula yihadista, El Houssaine Abouyaaqoub, para preguntar "cómo iba todo" en Alcanar, pues no se había enterado de la explosión de la casa la noche anterior. 

El Houssaine les propuso "dar la vuelta", pero Hichamy se negó alegando que estaban "demasiado lejos", según relata el investigador. Es en ese momento cuando los acontecimientos empiezan a precipitarse: Younes Abouyaaqoub da la vuelta y se dirige hacia Barcelona, llega a las Ramblas y accede al paseo central a gran velocidad, en una conducción en zigzag, atropellando a todos los viandantes que encuentra a su paso". A esas alturas, el balance de víctimas es de 14 muertos y unos 300 heridos.

Los atentados de Cambrils

Por su parte, Hichamy continuó rumbo a Alcanar. No obstante, durante el camino tuvo un accidente con otro coche, tras el que llamó por teléfono a sus compañeros para que fueran a buscarle. El instructor ha concretado que paró en un bazar para adquirir cuchillos, un hacha y material para fabricar chalecos explosivos. Más tarde, los presuntos terroristas entraron en un restaurante abandonado, donde fabricaron los supuestos explosivos, dejando una serie de información que resultará muy importante para la investigación posterior.

Desde allí partieron hacia Cambrils "pertrechados con los cinturones explosivos". En el paseo marítimo del municipio quisieron "emular" a Younes Abouyaaqoub, aunque solo causaron una víctima mortal antes de ser abatidos por los Mossos d'Esquadra.

Posibles objetivos para atentar

Durante el juicio, el testigo ha destacado que en el ordenador del imán de Ripoll Abdelbaki Es Satty --que falleció por la explosión de la vivienda de Alcanar donde se preparaban los explosivos para atentar en Barcelona-- se encontró un ordenador. En su historial había búsquedas sobre manuales para la fabricación de explosivos para principiantes, así como el rastreo de "posibles objetivos" para atentar. El instructor de los atestados ha indicado que buscaron "210 veces" información sobre la Audiencia Nacional, pero también del Museo Thyseen-Bornemisza, el Museo del Ejército y de la base aérea de Zaragoza.

No obstante, los investigadores concluyeron que el objetivo más claro era el campo dle FC Barcelona, donde se disputó un partido entre el equipo local y el Betis. La fecha prevista era el 20 de agosto de 2017, una afirmación hecha a partir del hallazgo de un calendario árabe con la fecha marcada. Concretamente, el punto donde pretendían atacar eran las "entradas y salidas". "No tenían un plan B", ha dicho el instructor en referencia a la improvisación de planes tras conocer la explosión de la vivienda de Alcanar. No obstante, sí que tenían pensados otros posibles objetivos --entre ellos la Sagrada Familia y la Torre Eiffel de París--, que finalmente acabaron descartándose. 

Destacadas en Crónica Vida