Menú Buscar
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, prosigue su proyecto de ordenación de las terrazas de la ciudad / CG

Terrazas de Gràcia: mucho ruido municipal y solo siete mesas menos

El consistorio da el primer visto bueno a las regulaciones específicas, que amplían la capacidad de los veladores de algunos barrios

2 min

La Comisión Técnica de Terrazas del Ayuntamiento de Barcelona ha dado el primer visto bueno a la regulación específica en siete plazas del barrio de Gracia, tras un debate que ha causado mucho ruido en la ciudad. El balance final del consistorio se ha quedado en poco: finalmente, propone eliminar solo siete mesas de las 233 actuales. Las nuevas regulaciones específicas se aplicarán, de ser aprobadas de forma definitiva, a las plazas de la Vila, el Diamant, la Revolució, el Sol, la Virreina, el Nord y Rovira i Trias.

Según ha informado el consistorio en un comunicado, la revisión tiene el objetivo de “garantizar el equilibrio de usos y hacer compatible que los ciudadanos disfruten del espacio público y la actividad en las terrazas”. En algunos casos, el número de mesas se reduce: en las plazas de la Vila, la Revolución y la Virreina; en la del Diamant, se mantiene; mientras que en el resto, se aumenta el total permitido.

Nuevas ordenanzas

La limitación de las terrazas de los bares y restaurantes de Barcelona es una de las apuestas del equipo municipal liderado por Ada Colau. En los espacios más transitados, el consistorio prevé reducir el número de mesas, y, en otros, aumentarlo. La ofensiva para suprimir reducir algunas terrazas llegó este verano a su punto álgido.

La Guardia Urbana retiró a finales de julio las terrazas de tres locales de los porches del mercado de la Boqueria, que no tenían licencia. Algunos restauradores volvieron a colocar las mesas y las sillas fuera. La situación todavía está pendiente de resolverse.

Sarrià, Horta y Sant Andreu

En paralelo a la pequeña reducción de mesas de Gracia, el ayuntamiento propone aumentar en más de 100 mesas las terrazas de otros distritos. Las plazas de Sarrià, Horta y Sant Andreu podrán contar con 324 mesas, en vez de las 210 actuales, si se aprueban definitivamente las nuevas regulaciones específicas.