Menú Buscar
Turistas en el Paseo Joan de Borbó de Barcelona, uno de los afectados por el conflicto de las terrazas / CG

Los restauradores denuncian "irregularidades" de Colau con las terrazas

El Gremio detectar una "sangría" de ceses de actividad y recortes de veladores en Ciutat Vella y propone un pacto para reconducir la situación

27.07.2018 13:14 h.
6 min

Los restauradores denuncian "irregularidades" de Ada Colau contra las terrazas de Barcelona. El Gremio de Restauración de Barcelona ha detectado una "sangría" de extinciones de concesiones y renovaciones temporales o más restrictivas en el distrito de Ciutat Vella. Por ello, propone un pacto para firmar la paz con el Ayuntamiento en esta zona.

Roger Pallarols, director general del organismo, ha explicado que pese al acuerdo alcanzado entre el sector y el Ejecutivo de Barcelona en Comú (BComú) en diciembre de 2017 --y ratificado en el pleno municipal de junio de este año--, han detectado un "número preocupante" de expedientes de reducción de veladores y de ceses en Ciutat Vella, que presenta 423 terrazas, el 8,5% del total de la ciudad. Por ello, proponen un pacto de "pacificación" con el Ayuntamiento de Barcelona en esta zona. La entente lleva la firma de ocho asociaciones de comerciantes y restauradores de la ciudad.

"Sangría de sillas y mesas"

La supuesta mala praxis del gobierno municipal de BComú se estaría produciendo porque "dos de cada diez licencias de terrazas de Ciutat Vella se renovaron la pasada primavera por periodos inferiores a un año". Ello vulnera la ordenanza municipal, según el Gremio, porque la extensión de las concesiones debe ser automática salvo cambios normativos o expedientes administrativos. No concurría ninguno de estos factores, pues restauradores y Ayuntamiento ya habían pactado la nueva normativa municipal.

No obstante, en Ciutat Vella --distrito que comanda la concejal de Participación y Distritos, Gala Pin-- continuó la mano dura mientras se cerraban los flecos del acuerdo. "Las licencias fueron renovadas hasta mayo, primero, y hasta septiembre, después. Ello provoca inseguridad jurídica a los operadores, que no pueden planificar inversiones y peligro para los empleos", ha razonado Pallarols. Ante esta situación, el Gremio ha interpuesto 40 escritos de alegaciones y diez recursos de alzada contra la decisión de los técnicos que comanda Pin.

Peligro en Joan de Borbó y El Born

En este catálogo de incidentes destacan tres puntos calientes. Por un lado, el paseo Joan de Borbó, donde el Ayuntamiento se prepara para reformar la avenida a partir de septiembre. "El desplazamiento de las terrazas de las fachadas, como se pretende, es un riesgo para los locales, para los propios veladores y para los camareros, que tendrán que hacer su trabajo atravesando un río de gente que baja o sube de la playa". Los restauradores responden a esta intención municipal con su propuesta: mantener las estructuras en su lugar y crear itinerarios a pie que costearían ellos mismos con la colaboración del Instituto Municipal de Personas con Discapacidad (IMPD).

Otra de las zonas en disputa es la plaza de Santa María, ante la iglesia de Santa María del Mar. Allí, el Ayuntamiento ha suspendido concesiones o ha pedido la supresión de mesas y sillas. "Calculamos que del 7,06% de superficie ocupada se pasaría al 2,4%", estima Pallarols. El último foco de conflicto es el entorno del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (Macba). "Pedimos que no se actúe de forma arbitraria y se renueven las concesiones en esta zona, algo que no está pasando pese al acuerdo con el consistorio", ha exigido el directivo.

"Queremos pactar"

Pese a que la actuación del equipo de Gala Pin ha provocado recursos y alegaciones en este último punto, el Gremio de Restauración rechaza "judicializar" el conflicto. "La concejal ha dado señales inequívocas de voluntad de pacto con, por ejemplo, la pacificación de La Boquería. Pedimos que se siga esa senda", ha agregado el directivo. "Se impone un entendimiento entre el sector público y el sector privado. No tiene sentido avanzar hacia los tribunales", ha remachado.

Con esta mano tendida y voluntad de entendimiento, los restauradores se ponen deberes a ellos mismos. "Las ocho organizaciones firmantes nos comprometemos a crear zonas de excelencia de terrazas en Las Ramblas y el frente marítimo de La Barceloneta, con un rediseño de los veladores", ha avanzado Pallarols. Esta iniciativa cuenta con el apoyo de la asociación comercial Barcelona Oberta. Su directora general, Núria Paricio, ha señalado que "la restauración es básica para Barcelona. Animamos al Ayuntamiento a pactar con los operadores. En este sentido, Pallarols y Paricio han recordado que se estiman en 25.000 el número de sillas perdidas en Barcelona desde 2015 con las nuevas ordenanzas.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información