Menú Buscar
Protesta de un grupo de prostitutas del Raval, en la que participa el concejal de la CUP, Josep Garganté / TWITTER

Tercera agresión en un mes a las prostitutas del Raval de Barcelona

Las trabajadoras sexuales han sido atacadas con una botella, un cuchillo y una jeringuilla

3 min

Agosto ha sido un mes difícil para las prostitutas que trabajan en el barrio del Raval de Barcelona. Recientemente se concentraron en la calle de En Robador, junto a la Filmoteca, para mostrar su rechazo a la violencia que están sufriendo, hasta entonces dos agresiones de dos hombres diferentes. Ahora, suman un tercer ataque.

“Una amiga de uno de los agresores golpeó a otra prostituta en la cara y el cuerpo con una botella, que rompió sobre la víctima”, explica a Crónica Global Janet, trabajadora sexual y portavoz del colectivo Prostitutas Indignadas. La víctima no ha querido denunciar la agresión ante los Mossos d’Esquadra por miedo a represalias.

Con cuchillo y jeringuilla

Sí han denunciado las otras dos mujeres que fueron agredidas los días 8 y 15 de agosto, respectivamente. El primer ataque se produjo tras un servicio a un cliente. “Acabaron de tener relaciones, él bajó del piso diciendo que la compañera le había robado, empezó a golpearla y trató de atacarla con un cuchillo”, asegura Janet. Un chatarrero que presenció la escena medió y el hombre huyó.

El segundo episodio violento se dio una semana después. “Al ver menos presencia policial y menos compañeras por ser festivo, otro hombre sacó una jeringuilla y persiguió a varias prostitutas”. Una de ellas está embarazada “de pocos meses” y tuvo que acudir al hospital por miedo a haber perdido a su bebé.

La portavoz de Prostitutas Indignadas sostiene que llamaron en tres ocasiones al teléfono de emergencias 112 para pedir ayuda y no apareció nadie hasta la tercera intentona. “Ciutat Vella es un barrio acordonado por los cuerpos de seguridad. ¿Por qué se ha tardado tanto en dar una respuesta? No era una pelea normal, había un arma blanca”, lamenta.

Agresores conocidos

Las prostitutas conocen perfectamente a los dos hombres que las han atacado. Hace un año que las molestan, “solo a las prostitutas y solo a un colectivo: a las más viejas”. Son dos personas del barrio que hasta ahora solían insultarlas o lanzarles botellas. “Siempre hemos solucionado los problemas de forma privada o como colectivo, pero cuando la situación se desborda no todas las compañeras tienen la misma piel”. No todas tienen el valor de enfrentarse a su agresor.

Janet y sus compañeras se han concentrado varias veces como rechazo a los ataques y van a continuar haciéndolo. “No vamos a permitir la violencia machista. No tenemos miedo”, dice. Asegura que este mismo martes se reúnen con los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana de Barcelona para tratar una situación que “no es de inseguridad, sino de violencia”.