Menú Buscar
Instrumentos para medir la diabetes / PIXABAY

Descubren una nueva terapia contra la diabetes con células pancreáticas humanas reprogramadas

Un estudio demuestra que la capacidad de adaptación de las células es mucho mayor de lo que se pensaba

18.02.2019 18:40 h.
3 min

Hoy hay más de 425 millones de personas con diabetes en todo el mundo y en España los que sufren esta enfermedad son en torno al 14 % de la población (alrededor de 650.000 personas) aunque más del 43 % está sin diagnosticar. En términos generales, la diabetes es una enfermedad en la que los niveles de azúcar de la sangre están muy altos. Normalmente, esta glucosa proviene de los alimentos que consume, pero la insulina, que es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía, no cumple bien su función.

Para diagnosticar y tratar esta epidemia del siglo XXI, los investigadores de la Universidad de Ginebra (Suiza) han reprogramado células adultas para producir insulina. Al contrario de lo que se pensaba, las células adultas se pueden reprogramar, al menos las células pancreáticas alfa y gamma humanas. 

¿Cómo funciona?

Al modificar la función de estas células pancreáticas humanas para que produzcan insulina, los investigadores muestran por primera vez que la capacidad de adaptación es mucho mayor de lo que se pensaba. Además, esta plasticidad no sería exclusiva de las células pancreáticas humanas. El páncreas humano alberga diferentes tipos de células endocrinas (α, β, δ, ε y & Upsih;) que producen distintas hormonas responsables de regular los niveles de azúcar en la sangre.

Prueba para la diabetes / PIXABAY

Prueba para la diabetes / PIXABAY

Para investigar si las células tienen esta capacidad de adaptación, los científicos las dividieron en dos grupos: unos con células fluorescentes y otro donde, además, añadieron genes que producen factores de transcripción de insulina específicos para las células β. El objetivo era determinar si las células alfa y gamma pancreáticas de estos donantes (diabéticos y no diabéticos) podrían reprogramarse para producir insulina en respuesta a la glucosa. Estos hallazgos proporcionan evidencias de la plasticidad de las células pancreáticas humanas, y fomentarla para reemplazar las poblaciones celulares perdidas podría representar un futuro tratamiento para la diabetes y otras enfermedades degenerativas.