Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fernando Simón, director del Centro de Coordinación del coronavirus, del Gobierno de España / EP

La teoría de que el calor puede frenar al coronavirus gana "más respaldo"

Fernando Simón reconoce que la hipótesis gana enteros entre los expertos, aunque avisa que todavía es pronto para afirmarlo

3 min

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, ha reconocido esta mañana que las hipótesis que se han planteado acerca de que el calor puede afectar al coronavirus va teniendo "más respaldo" en la comunidad científica.

Eso sí, Simón ha avisado de la dificultad que existe para comprobar la afirmación. El Covid-19 es un nuevo coronavirus, aún demasiado desconocido en muchos aspectos, por lo que es "difícil" comprobar si se va a ver afectado por la climatología. "Hasta que no tengamos claro cómo evolucionan otros países con climas similares o diferentes no vamos a saberlo", ha añadido.

Hay casos demostrables en España

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité de Gestión Técnica del coronavirus, Simón ha comentado que hay virus similares al Covid-19 a los que les afecta el clima y otros, también similares, que dejan de transmitirse o tienen un nivel "muy bajo" de transmisibilidad. Especialmente, este fenómeno se da a finales de primavera o inicios de verano. Justo cuando llega el calor.

No obstante, Simón ha señalado que en España se ha visto que comunidades autónomas con climas más cálidos han tenido una menor incidencia del coronavirus, aunque en este aspecto también ha avisado de que han influido otros factores como la dispersión poblacional.

Llamada a la precaución

"Hay algún asunto meteorológico que sí parece indicar que las zonas con características climatológicas determinadas podrían tener una menor transmisión, pero todavía es complicado valorarlo, si bien estas hipótesis parece que están teniendo un poco más de respaldo", ha dicho Fernando Simón.

Aunque parece que en las regiones cálidas el Covid-19 pierde fuerza o ritmo de contagio, los expertos consideran que aún es pronto para poder afirmarlo y piden que se sigan extremando las precauciones a pesar de la llegada de temperaturas más altas.