Menú Buscar
Manzanas en un centro de mesa en Navidad / PEXELS

La tendencia ‘foodie’ también tiene un hueco en los regalos de Navidad

Los obsequios navideños para los amantes 'pijos' de la comida van desde cajas de fruta ecológica hasta experiencias en restaurantes con estrella Michelin

12.12.2018 00:00 h.
6 min

Comer bien es algo que cada vez preocupa más a los españoles. Además, se ha puesto de moda valorar todo lo que gira en torno a la gastronomía y al descubrimiento de nuevos sabores y texturas.

Los comensales cada vez son más exigentes a la hora de elegir restaurante. De hecho, se preocupan de buscar el sitio al que van a cenar a través de internet y antes de salir de casa. Los más valientes incluso se atreven a experimentar en su cocina. Y cada vez hay más regalos pensados para los amantes del comer en Navidad.

Mesa decorada para Nochebuena / PEXELS

Mesa decorada para Nochebuena / PEXELS

Cestas más saludables

La cesta de Navidad es uno de los regalos más clásicos de estas fiestas. Según la Asociación de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (ASEDAS), se espera que aumente la demanda de productos que respondan a las tendencias de una alimentación más saludable, baja en grasas y también en azúcares. De hecho, cada vez son más las empresas que incluyen alimentos de este tipo en el detalle que distribuyen entre sus empleados.

Los productos navideños también se reinventan según las últimas tendencias gastronómicas. Por ejemplo, cada vez se incluye más en las cestas el sushi junto con el clásico jamón. También está la opción de incorporar dulces típicos navideños pero aptos para diabéticos o intolerantes a la lactosa.

Galletas para diabéticos / PEXELS

Galletas para diabéticos / PEXELS

Suscripción a cajas ‘foodie’

Las cajas son paquetes que se reciben de forma periódica y que incluyen en su interior una selección de artículos relacionados con la alimentación. Aunque no están concebidas necesariamente como un regalo, sí pueden cumplir con esa función. Existen casi tantas variedades como tipos de comensales. Vinos, snacks, golosinas e incluso aceite de oliva gourmet a un precio que oscila entre los 12 y los 120 euros por envío.

Están funcionando en toda Europa, también aquí con marcas españolas. Por ejemplo, I love food es una empresa catalana que pone a disposición del cliente cajas de fruta y verdura ecológica procedente de Barcelona, Girona y Lleida desde 20 euros.

Experiencias en restaurantes

La gastronomía está en su momento más dulce gracias al apoyo de los grandes medios, como la televisión. Hay restaurantes para todos los gustos y la Navidad es una buena oportunidad para regalar una experiencia de este tipo.

noir

Una cena en el resturante Dans le Noir / EUROPA PRESS

Los restaurantes healthy como Flax & Kale o Brunch & Cake son todo un éxito en Barcelona y tienen un precio asequible. Sus platos están elaborados con ingredientes naturales, semillas, algas e incluso carbón activo. Espai Sucre es el sitio ideal para los amantes de los postres. Todos los platos de la carta son dulces. También hay un hueco para los más atrevidos: en Dans le Noir? se come y se bebe a oscuras, sólo los sabores son los protagonistas.

Comida en la cosmética

Los alimentos también juegan un papel fundamental en la estética. Freshly es una marca española de cosméticos que cada vez se está asentando más en el mercado. Todos sus productos son naturales e incluyen entre sus ingredientes manzanas, lima y café. Además, de cara a las fiestas ofrece packs de tratamiento para todas las edades e incluso dispone de una línea creada para el cuidado de la piel de los más pequeños.

Lush es otra de las marcas que lleva varios años vendiendo artículos para el cuidado corporal y facial. El aguacate y la miel son dos de sus productos estrellas. En Navidad sus tiendas suelen tener ediciones limitadas como Snow Fairy, jabones con olor a piruleta, que solo están a la venta durante un mes al año. A la hora de regalar, también tiene la opción de crear packs personalizados con envoltorios originales y llenos de color.

Los regalos frikis

Si la persona a la que se le va a hacer el regalo es un foodie en potencia, existen otros detalles más frikis. Los cursos de cocina como los de Kitchen Club son una buena idea para que alguien se atreva con los fogones o con las últimas tendencias gastronómicas. Además, el presente puede ir acompañado de algún libro de cocina de vanguardia, por ejemplo.

Calcetines con forma de maki, servilletas personalizadas o cojines con forma de donuts son algunos regalos más diferentes que hará que la persona que lo abra no se olvide él en toda la Navidad.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información