Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una playa de Barcelona en pleno verano / EFE

La temporada de verano finaliza con 21 personas ahogadas

La mitad de los fallecidos eran ciudadanos de más de 70 años y el 42% de las muertes se han producido en la Costa Brava

3 min

El verano de 2021 ha cerrado la temporada de baño con un total de 21 personas ahogadas en las playas catalanas, tres menos que el año pasado, y cuyo perfil ha sido en su mayoría el de un hombre de nacionalidad española de más de 70 años. Según informa este miércoles Protección Civil, el 52,3% de les víctimas que han muerto este verano se encontraban en playas con servicio de vigilancia en activo y en las que ondeaba la bandera verde.

En cuanto a las zonas de los ahogamientos, el 42% de las personas han muerto en playas de la Costa Brava y un 28,5% de las víctimas ha perdido la vida en la Costa Daurada. En comparación con el año anterior, en el que murieron 24 personas, el verano de 2021 se ha cerrado con tres víctimas mortales menos, mientras que 2019 fue el que registró más ahogamientos, dado que fallecieron 29 personas.

Nueve turistas extrangeros

En cuanto al perfil de las personas que se han ahogado este verano en las playas catalanas, la gran mayoría han sido hombres --17 de las 21 víctimas mortales--.En cuanto a la edad, el 52% de ellas tenía más de 70 años, en concreto, 11 del total de 21 víctimas mortales, un 24% se situaba en la franja de edad entre los 60 y los 70 años de edad, cinco de los fallecidos, y otro 24% tenía entre 18 y 60 años --otras cinco personas--.

Este verano han fallecido nueve turistas extranjeros mientras que los otros 12 eran de nacionalidad española, a diferencia del año pasado, en el que hubo tres fallecidos de otros países. El mes de julio es el que ha registrado más ahogamientos mortales, ocho de los 21, a diferencia del año anterior, cuando el mes con más fallecidos fue agosto, seguido este 2021 con cinco víctimas en agosto y septiembre, respectivamente, y otros tres el mes de junio. Por demarcaciones, en Girona se han producido nueve víctimas mortales, seis en Tarragona, cinco en Barcelona y uno en las Terres de l'Ebre.