Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen del lugar de Lleida donde se ha hallado al taxista apuñalado sin vida / CG

Los taxistas estallan tras el homicidio de Lleida: "Se ensañan con nosotros"

Los conductores piden cámaras de seguridad en los vehículos y estar conectados al 112, pues no es obligatorio fuera de Barcelona

3 min

Los taxistas catalanes han estallado después de que conductor perdiera a vida en Lleida tras recibir una docena de puñaladas. Los conductores reclaman que se autorice la instalación de cámaras de seguridad en sus vehículos, que los vehículos queden conectados al 112 fuera de Barcelona --donde no es obligatorio-- y que se ofrezca la posibilidad de colocar mamparas. 

Ha desgranado las peticiones Luis Berbel, responsable del Sindicato del Taxi de Cataluña (Stac) en la capital provincial, que ha lamentado el "hecho luctuoso" que el colectivo de taxistas ha vivido la madrugada del domingo. "Estamos muy indignados", ha dicho Berbel. 

"Catorce puñaladas: se ensañaron"

Según el activista, lo que se conoce hasta ahora es que la víctima recogió a "uno o más pasajeros" en la Estación de Autobuses de Lleida. Por motivos que se desconocen, el servicio acabó en agresión con arma blanca, y el conductor terminó apuñalado. 

"Pero es que se ensañaron con él. Le dieron 14 puñaladas. Es de una brutalidad inenarrable", ha criticado Berbel, que ha avanzado que se "desconoce" lo que ocurrió porque los Mossos d'Esquadra están conduciendo la investigación. 

La víctima: magrebí y del turno de noche

Según la misma fuente, el taxista fallecido era una persona de origen magrebí que solía trabajar en el turno de noche en Lleida. "Llevaba tiempo" en el taxi de la capital provincial. 

La muerte violenta del profesional ha dejado "consternado" al colectivo, ha agregado Berbel. 

Cámaras, 112 y pantallas

Ante ello, desde Stac exigen que se desbloquee la instalación de cámaras de seguridad en los vehículos, pues no está permitido en lugares como el área metropolitana, donde lo piden los conductores. Fuera de Barcelona debería abrirse la posibilidad de "conectar los taxis al 112" y permitir colocar mamparas, aunque no todos los conductores lo desean. 

"Toda precaución es poca porque estamos siendo objeto de un nivel de violencia escalofriante. En Lleida, sí, pero también en Sabadell, Barcelona u otras localidades", ha concluido.