Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Varios taxistas se manifiestan en Barcelona / EUROPA PRESS

Los taxistas de Barcelona se manifiestan para solicitar más seguridad

El gremio solicita la instalación de cámaras en el interior de los vehículos

3 min

Los taxistas de Barcelona se han dado cita este miércoles para participar en una marcha lenta que tiene como objetivo denunciar la inseguridad de la que son víctimas mientras realizan su trabajo, sobre todo durante los turnos de noche, y para solicitar a la Administración que les deje colocar cámaras en el interior de los vehículos.

La marcha lenta arrancará a las diez de la mañana en la calle Tarragona y discurrirá hasta el edificio del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) de la Zona Franca. En el recorrido hasta la sede, donde esperan ser escuchados por un portavoz del Instituto Metropolitano del Taxi (IMT), pasarán por plaza España, Gran Vía, plaza de Europa y la avenida Juan Carlos I.

Víctimas de agresiones

El detonante han sido los ataques registrados en las últimas semanas. El más grave sucedió hace apenas unos días en Las Ramblas de Barcelona, frente al mercado de la Boquería, a plena luz del día. Después de enzarzarse en una discusión, un ciclista le asestó varias puñaladas a un taxista, que resultó herido de gravedad.

Pocas semanas antes, otro compañero recibió una paliza en la Rambla del Raval mientras trabajaba en el turno de noche. El conductor, al que le robaron la recaudación, acabó en el hospital con la muñeca rota, varios traumatismos y tuvo que ser operado de urgencia

Se plantean dejar de circular por ciertas zonas

Pese a la solicitud de instalar cámaras, ofreciéndose a sufragarlas ellos mismos, el IMT se ha negado. La alternativa que les ofrecen es reforzar el canal del 112. No obstante, los taxistas no se han mostrado conformes con una medida que consideran insuficiente, por lo que han decidido manifestarse y ralentizar el tráfico de la ciudad, como ya hicieron anteriormente con la irrupción de los VTCs.

Mientras la situación no mejore, algunos conductores se niegan a ofrecer sus servicios en zonas que consideran peligrosas, como el Raval o Ciutat Vella, a determinadas horas del día. La marcha para denunciar esta situación está respaldad por todas las asociaciones del gremio, entre ellas Élite Taxi, el Sindicato del Taxi de Catalunya y Taxi Companys.