Menú Buscar

¿Sabes qué es la taurina? Conoce de dónde sale y sus propiedades

Es un tipo de aminoácido cuyas propiedades pueden ayudar al organismo en tratamientos para el corazón, la presión sanguínea o el hígado, entre otros

Alimentos que contienen taurina
02.10.2018 15:59 h.
8 min

Mucho se ha hablado del peligro de las bebidas energéticas. Y no en vano. Sus ingredientes suelen ser, en general, nocivos para el organismo. Azúcar en grandes cantidades, cafeína y una novedad con la que estamos menos familiarizados. Se trata de la taurina, un compuesto añadido en este tipo de refrescos. Uno que no solo puede tener efectos negativos en la salud, sino que además ha levantado mucha polémica. Te contamos qué es la taurina, para qué se utiliza y dónde podemos encontrarla.

La taurina es un aminoácido sulfónico. Se trata de una sustancia química necesaria a la hora de producir proteínas. Este componente se encuentra de forma natural en nuestro cuerpo, especialmente en el cerebro, la retina, el corazón y las plaquetas sanguíneas. De esta forma, se trata de un elemento que el ser humano produce de forma orgánica. En concreto, 10 gramos de taurina por cada 10 kilos de peso (a menos que exista algún defecto de nacimiento). Entonces, ¿por qué añadirla al Red Bull y otros productos similares?

Cuáles son las propiedades de la taurina

La taurina se puede incluir en dietas en forma de suplemento alimenticio. No es algo de lo que sorprenderse, sus beneficios son muy extendidos. Este aminoácido sirve de ayuda en el tratamiento de problemas del corazón, de la presión sanguínea, del hígado o incluso de la fibrosis quística. Pero sus ventajas no terminan aquí. Otros estudios han demostrado las propiedades de la taurina a la hora de paliar problemas de índole psíquica, como autismo, hiperactividad o déficit de atención.

Esto ocurre por el gran poder que tiene la taurina en el desarrollo y la actividad cerebral. Los estudios todavía difieren de su cometido concreto. Los más generalizados afirman que este compuesto despeja, alerta y aumenta la velocidad de nuestro cerebro. En resumidas cuentas, le aporta un buen azote de energía, lo que explica por qué está presente en bebidas energéticas.

Propiedades beneficiosas de la taurina para el cerebro

Una chica lee un libro al aire libre

Sin embargo, otras investigaciones más recientes hablan de la posibilidad de que esta taurina tenga, en realidad, efectos sedantes y relajantes en nuestra mente. De hecho, se habla de que puede contrarrestar el subidón de la cafeína. Estos nuevos descubrimientos están castigando fuertemente a las marcas que utilizan taurina, calificándolas de irresponsables y de provocar necesidad de más. Pero este no es el único asunto polémico en torno al compuesto que nos concierne.

Hace unos años, la taurina se ganó su mal nombre tras los rumores de que las marcas de refrescos la extraían del semen de animales. Así, la taurina de toro se convirtió en una espada de Damocles que pesaba sobre las empresas, las cuales tuvieron que hacer voto de transparencia para librarse de esta sombra. Y así lo hicieron, reconociendo finalmente que la taurina que incluyen sus bebidas, con el fin de despertar al cerebro, se produce totalmente de forma artificial.

Algunas contraindicaciones de la taurina

Una vez limpiaron el nombre de su compuesto estrella, llegaron las contraindicaciones. No será la primera vez que oigamos que el Red Bull es nefasto para la salud. Pero, ¿por qué exactamente?

En su fórmula natural, este componente solo tiene efectos positivos. Sin embargo, ingerida artificialmente y por encima de los niveles que nuestro organismo ya produce por sí mismo, algunos estudios hablan de hipertensión arterial, convulsiones, cardiopatías e incluso derrames cerebrales. Y no son problemas menores, han llevado a países como los escandinavos a prohibir la venta de bebidas energéticas que lleven taurina sintética; y a otros lugares a regularla de forma controlada.

Alimentos que contienen taurina

Ahora que ya sabemos qué es la taurina, sus propiedades beneficiosas para el cuerpo humano y los controvertidos usos de este componente en su forma artificial, seguro que todos estamos de acuerdo en que lo mejor es ingerirlo naturalmente. Para ello dejamos a un lado suplementos alimenticios y dietéticos, centrándonos en aquellos alimentos que nos permitan consumirla de forma sencilla y sin efectos secundarios.

  • Leche materna: este es el alimento más rico de todos, solo disponible para los bebés lactantes.
  • Mariscos: los moluscos contienen altísimas dosis de taurina. Sobre todo los camarones, las almejas y las vieiras. Sin embargo, el marisco debe consumirse fresco, porque la taurina es sensible al calor y se consume con facilidad. El pulpo también es una fuente rica en este componente y, cocinado en forma de guiso, no pierde sus propiedades.
  • Pescados: hay numerosas especies que constituyen una buena fuente de este aminoácido. Un ejemplo de ellas son las variedades de agua fría, como las sardinas, el atún o el salmón. Si estás pensando en cómo cocinarlo, el sushi es la mejor opción, porque el pescado crudo no ha sido calentado ni ha perdido las propiedades.
  • Carnes: algunas carnes también contienen taurina. Como el pollo, el cerdo y el cordero, que son potentes en este nutriente.
  • Vegetales: hay que buscar los productos más fuertes en proteínas, como los frutos secos o las legumbres, que son los que mayor aporte de taurina llevan consigo.

Los frutos secos son alimentos que contienen taurina

Algunos ejemplos de frutos secos

Más allá de los mencionados en el listado, hay otros alimentos que también se presentan como una buena alternativa para una dieta fuerte en taurina. Huevos, algas, levadura de cerveza, ajo y perejil resultan muy interesantes por su contenido.

¿Por qué optar por una dieta rica en taurina cuando la producimos de forma natural? Existen determinadas condiciones que pueden provocar que un ser humano no cree este aminoácido de forma orgánica. Esto puede darse por deficiencia vitamínica, por la ausencia de las enzimas que la producen y problemas adquiridos, como determinadas infecciones bacterianas o el consumo excesivo de glutamato monosódico, sobre todo presente en la comida china.

Para estas personas con insuficiencia de taurina, el consumo añadido es esencial. Pero habiendo una alternativa natural y alcanzable mediante la dieta y el consumo de alimentos, ¿por qué optar por opciones sintéticas, elaboradas a través de químicos e inorgánicas? No es que los efectos nocivos de su abuso cambien en función de su procedencia, pero cuando se plantea la cuestión, el ser humano siempre tiende a optar por su naturaleza: lo orgánico.

¿Quiere hacer un comentario?