Menú Buscar
El patio de la Parroquia Verge de la Pau, en la Barcelona alta, y pancartas contra el tanatorio / CG

Incendio en la zona alta de Barcelona por un proyecto de tanatorio de una iglesia

Vecinos de Sant Gervasi arman la resistencia contra un equipamiento funerario: creen que el párroco "no dialoga" y le acusan de "comisionista"

6 min

Miles de personas han firmado ya contra el proyecto de nuevo tanatorio en la zona alta de Barcelona. Vecinos del coqueto barrio de Sant Gervasi han organizado una suerte de red de resistencia contra la idea de abrir una sala de vela de difuntos en la parte trasera de la Parroquia Verge de la Pau. Se oponen a una instalación que "solo está en estudio", según el Arzobispado. Y lo hacen con términos durísimos: tildan de "comisionista" al párroco local, Anton Maria Llopart, al que acusan de "negarse a dialogar incluso después de la pandemia".

tanatorio sant gervasi
Pancartas contra el Tanatorio de Sant Gervasi en la zona alta de Barcelona / CG

Lo hacen en la página web Tanatori No, que aglutina la respuesta de los residentes a los planes que están sobre la mesa  --o como mínimo han llegado a oídos-- de Juan José Omella, arzobispo metropolitano. Un portavoz de la Archidiócesis ha insistido en que "no hay proyecto alguno" y que, si entrara, "se estudiaría para ver si encaja con los valores y objetivos" de la institución. Lo mismo ha dicho a este medio el rector de Verge de la Pau, quien ha admitido que "hay contactos" para construir un nuevo equipamiento funerario, "no un tanatorio", aunque aún no ha entrado dosier alguno a la iglesia local.

"El barrio está en llamas"

Esteban es uno de los que colaboran en esta resistencia vecinal de la zona elegante de Barcelona. Es portero de una de las fincas colindantes con Virgen de la Paz, un centro religioso muy activo en este barrio residencial. "Lo promueve la propia parroquia. La gente estaba muy activa antes del coronavirus y ahora, después de la pandemia, se está reactivando el combate. De hecho, se está intentando implicar a los herederos de la familia propietaria de los terrenos, ya que el que fuera dueño ya dejó claro que no quería un uso privativo de la parcela para la Iglesia, sino algo para los vecinos", ha señalado el residente.

¿Qué propuestas tienen los contrarios? "Una guardería municipal, una escuela, un centro para gente mayor o un vivero para la emprendeduría de empresas son propuestas que gustan a los feligreses. Algo que sea público y que no beneficie solo a especuladores y comisionistas", ha agregado la misma fuente. Isabel, más comedida, asegura a sus 80 años que lleva "toda la vida" viviendo allí. "Conocí al anterior párroco y también al actual. Confío en su capacidad de diálogo. El no al tanatorio se puede debatir, pero no comparto en absoluto el uso de las duras palabras contra él", critica.

"Ya tenemos salas de vela cerca"

Son espectadores privilegiados de la rebelión vecinal en el Bar l'Étoile, situado en la plaza Ferran Casablancas, frente a la Parroquia Verge de la Pau. "Son todas las escaleras, todas. Se ha organizado una rebelión por medio de los presidentes y están repartiendo pancartas para que los vecinos las cuelguen en los balcones", explica una empleada. ¿Les beneficiará a ellos? "A nosotros ni nos va ni nos viene. Pero los vecinos se suben por las paredes. Dicen que aumentará el tráfico y devaluará sus viviendas", alertan. Hay otro argumento que exponen los contrarios a la instalación. Recuerdan que Sant Gervasi, barrio en el que la Iglesia estudiaría --"sin nada decidido ni novedad desde antes de la pandemia", según insisten desde el Arzobispado-- construir una sala de vela, ya tiene otros equipamientos cerca. Se trata del tanatorio de Les Corts y el de Sant Gervasi, ambos operados por Serveis Funeraris de Barcelona (Sfb).

parroquia
Patio de la Parroquia Verge de la Pau, donde se proyecta un tanatorio que la Iglesia estudia / CG

Pese a que la Iglesia insiste en que aún "no hay proyecto", sino que éste se debería, primero, formalizar y enviar al gobierno eclesiástico metropolitano, que tomará la decisión final, lo cierto es que en la zona alta de Barcelona hay un hartazgo similar al que se respira en el barrio de Sants, donde la desconocida Funeraria San Ricardo, vinculada a la empresa de productos funerarios Hygeco España, prevé un velatorio en la antigua Fábrica Germans Climent. En este caso, la iniciativa privada ha pasado ya el corte de la Generalitat de Cataluña. Ha recalado el dosier sobre el despacho de Janet Sanz, teniente de alcalde de Urbanismo. Esta concejal y sus técnicos deberán emitir los informes últimos de movilidad y patrimonio. Si son favorables, los opositores a la instalación, muy organizados, tendrían que acudir a la via judicial.