Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Audiencia de Girona, donde se ha suspendido un juicio de abusos sexuales porque la víctima se ha fugado del centro de menores / EUROPA PRESS

Suspenden un juicio de abusos sexuales porque la víctima se fuga del centro de menores

El procesado es el padrastro de la adolescente, acusado de realizarle tocamiento de índole sexual cuando se quedaban a solas

2 min

La Audiencia de Girona ha suspendido un juicio por abusos sexuales a una menor de edad después de que ésta se escapara del centro de acogida en el que estaba.

El tribunal ha declarado a la menor en paradero desconocido después de que ésta no se presentara en la sala de vistas. El juez ha acordado aplazar el juicio hasta septiembre, y se celebrará aunque la víctima no esté presente. De hecho, es la segunda vez que se pospone la vista, después de que se postergara también a causa del Covid.

Tocamientos de índole sexual

Los hechos que se enjuician sucedieron entre agosto y octubre de 2018, cuando el padrastro de la menor se mudó a la casa en la que ésta convivía con sus madre y sus hermanos.

La adolescente –que entonces tenía 13 años-- relató que su padrastro aprovechaba los momentos en los que se quedaban a solas para realizarle tocamientos de índole sexual. En concreto, contó que la pareja de su madre abusó reiteradamente de ella en la cocina y en el sofá y que provocaba situaciones para coincidir con ella. 

La DGAIA decidió ingresarla en un centro

La menor le explicó estos hechos a la tutora de su instituto, quien lo puso en conocimiento de la Dirección General de Atención a la Infancia y Adolescencia (DGAIA) que declaró a la menor en situación de desamparo y ordenó su ingreso en un centro de acogida.

Las acusaciones solicitan una pena de prisión de cinco años para el padrastro por un delito continuado de abusos sexuales. Además, piden que indemnice a la menor con 3.000 euros por los daños morales ocasionados.