Menú Buscar
Jordi Sumarroca, presidente de Top Proyectos, y vecinos mostrando grietas en sus casas / CG

Los Sumarroca provocan una revuelta vecinal en Barcelona con una obra

La constructora afín a los Pujol agrieta casas en Poblenou para levantar un hotel 'pijo'

4 min

Los Sumarroca han provocado una pequeña rebelión ciudadana en Barcelona. Top Proyectos y Contratas, constructora de la familia afín al clan Pujol, ha sublevado a los vecinos del barrio de Poblenou con unas obras para levantar un hotel 'pijo'. El trabajo de una perforadora provocó una concentración espontánea y una cacerolada en el antiguo distrito industrial el miércoles. Los vecinos denunciaron grietas en sus casas y "un ruido infernal". Finalmente, el ayuntamiento intercedió e instó a parar los trabajos.

El conflicto estalló por la mañana. Según vecinos del distrito, Top Proyectos empezó a perforar el subsuelo para construir los cimientos del futuro hotel Paxton de Barcelona. Los trabajos soliviantaron a la comunidad. "Ha sido terrible. La máquina nos ha agrietado la fachada y hemos tenido que llamar a la Guardia Urbana", denunció a este diario Neus Alcoriza.

Otra residente que vive ante la obra, Concepció Coscujuelo, fue más dura. "Si vuelven a perforar me pondré pacíficamente ante la máquina. No permitiremos que destruyan nuestras casas centenarias", anunció airada.

Obra parada

Ante las quejas ciudadanas, un técnico de urbanismo del distrito de Poblenou se ha personado en lugar, y ha comprobado que las vibraciones excedían el nivel permitido. "Tendrían que haber avisado a la ciudadanía, como mínimo", declaró el profesional tras examinar el proceso.

Ahora, Top cambiará maquinaria de perforación, y cuando se reemprenda el proceso deberá hacerlo con un técnico muncipal presente, ha confirmado el ayuntamiento.

Este diario ha contactado con la firma que preside Jordi Sumarroca --que fue a prisión provisional por el 'caso 3%'-- sin obtener respuesta.

Enfado

El silencio de la enseña, sucesora de Teyco y una de las empresas salpicada por la trama que supuestamente pagó comisiones a CDC a cambio de contratos de obra pública, alimentó la desconfianza. Por la tarde, los vecinos hicieron una cacerolada ante el sitio. 

"Dan licencia de obras a cosas que no deberían tenerla nunca. Están poblando el barrio de hoteles, y ahora sólo falta que agrieten las casas", se ha quejado amargamente Carles DiBlasi, cuyo piso también resultó afectado.

Ocho hoteles

La torpe ejecución del proyecto por parte de los Sumarroca es sólo parte del conflicto vecinal en Poblenou. El hotel Paxton, un cuatro estrellas que se elevará en la confluencia de las calles Llacuna y Llull, es uno de los ocho alojamientos proyectados en el distrito.

Tras los incidentes del martes, la plataforma Ens Plantem anunció acciones para cargar contra lo que ven la "construcción intensiva" de hoteles en el barrio.

Segunda metida de pata

El conato de rebelión del martes es también otro funesto capítulos del proyecto de hotel en el solar de las antiguas rotativas de La Vanguardia.

A principios de agosto, el ayuntamiento tuvo que intervenir porque los constructores del alojamiento, que promueve el magnate francés Khalil Khater (Accelis Groupe), habían ocupado un solar municipal para dejar maquinaria.

Ante esta situación, los vecinos piden incluir el barrio en la zona 1 del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat), lo que cerraría el grifo de nuevas licencias en la zona.