Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los españoles esperan una lluvia de dinero si ganan la lotería / JETCOST

Los sueños de los españoles si les toca la lotería

Dejar de trabajar, comprar una casa nueva y viajar en clase 'business' son tres de los deseos más extendidos

3 min

Jugar a la lotería hace volar la imaginación de muchos. Fantasear con lo que harían si fueran los afortunados. Y cuando se acercan sorteos extraordinarios como los de Navidad, los sueños parecen dispararse.

Una nueva encuesta realizada por el buscador de vuelos y hoteles Jetcost revela que dos de cada cinco españoles sueñan con gastarse parte del dinero que podrían ganar en la lotería volando en clase business.

Vacaciones

Las vacaciones parecen uno de esos derechos que van emparejados con el capricho de viajar y hacerlo en una clase superior a la turista es uno de los deseos que la gente quiere permitirse.

Otro de los deseos relacionado con las vacaciones es tomarse un año sabático, y aprovecharlo para recorrer el mundo, sin prisas.

Clase Business de una cabina de avión de la aerolínea Emirates : EMIRATES
Clase 'business' de una cabina de avión de la aerolínea Emirates / EMIRATES

Otros “lujos”

La encuesta, que se ha realizado a aquellas personas que han viajado al menos dos veces en el último año, también saca a la luz otros deseos de los españoles. El más común es dejar el trabajo (63%) y, el segundo, comprar una casa nueva (47%). Acto seguido ya aparece viajar en business. En décima posición, el 15% ha dicho que le gustaría tomarse “unas vacaciones de súper lujo con su pareja”.

En contraste, son pocos los que no se darían ningún capricho si les tocara la lotería (10%), sino que invertirían el dinero.

Premio mínimo

Los encuestados también fijan cuánto dinero deberían ganar para poderse permitir, aunque sea, uno de sus sueños. El 70% considera que, para cumplir con “un buen deseo”, requiere un mínimo de 150.000 euros. Sólo uno de cada cuatro, el 25%, admite querer ganar, al menos, un millón de euros. En cambio, un reducido 3% prefiere ganar un máximo de 50.000 euros.

El dato curioso es que la mayoría de los que respondieron que querían hacer una gran contribución a la caridad (un 18%) declararon que ya eran ricos. Aún así, sólo un 4% de los que optan por donar el dinero a una buena causa afirman “no estar interesados” en el premio económico y se muestran felices de ayudar a los necesitados.