Starbucks, en el centro de la polémica tras la detención de dos personas negras

Acusan a la cadena de cafeterías de racista después de que dos chicos afroamericanos que estaban en uno de sus locales sin consumir nada fueran arrestados

Vasos de Starbucks / STARBUCKS
16.04.2018 19:10 h.
3 min

Una nueva polémica racial sacude Estados Unidos. Esta vez es Starbucks, una de las cadenas de cafeterías más populares del país, la que se ha visto en el centro de todo después de un hecho que sucedió en la ciudad de Filadelfia hace unos días.

El pasado jueves, dos afroamericanos estaban sentados en una de las mesas del local sin consumir nada; según explicaron después estaban esperando a un amigo. Sin embargo, antes de que éste llegara lo hicieron varios miembros del departamento de policía de Filadelfia, al parecer atendiendo a una llamada de los trabajadores de ese Starbucks, que informaron de que dos chicos negros estaban allanando el establecimiento.

Lo que sucedió a continuación es que los policías hablaron con los chicos y, después de unos minutos de conversación, estos salieron del establecimiento esposados. Y todo mientras el resto de clientes trataban de explicar a los agentes que los jóvenes no habían hecho nada. Poco importó que minutos después apareciera Andrew Yaffe, que se identificó como el amigo al que los arrestados estaban esperando y que acusó a los agentes de estar discriminando a sus colegas por su color de piel.

El vídeo de las detenciones

¿Una polémica racista?

La escena fue grabada y subida a internet por testigos presenciales del suceso, y rápidamente se hizo viral e incluso ha provocado una protesta ciudadana en la puerta de la cafetería en la que tuvieron lugar los hechos. Toda esta polémica en la que se ha visto envuelta Starbucks ha obligado al director ejecutivo de la empresa a dar explicaciones. Kevin Johnson ha calificado estas detenciones como “reprochables” y ha señalado que quiere disculparse personalmente con los afectados, a la vez que ha explicado que la compañía "se opone firmemente a la discriminación o la discriminación racial".

Por su parte, Starbucks ha emitido un comunicado institucional en el que también pide perdón por la situación: “Queremos pedir disculpas a las dos personas afectadas y a todos nuestros clientes, y estamos decepcionados de que esto haya terminado con una detención. Nos tomamos estos asuntos muy en serio y claramente tenemos mucho trabajo por hacer en lo que respecta a la forma en que manejamos los incidentes en nuestras tiendas. Estamos revisando nuestras políticas y seguiremos colaborando con la comunidad y el departamento de policía para tratar de garantizar que este tipo de situaciones nunca sucedan en ninguno de nuestros establecimientos”.

¿Quiere hacer un comentario?