Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La discoteca en la que se ha declarado el incendio fue escenario de una batalla campal / CEDIDA

Sospechoso incendio junto a una discoteca de Tarragona días después de una batalla campal

Los Mossos investigan si el incidente guarda vinculación con la reyerta multitudinaria sucedida la semana pasada

3 min

Los Mossos d'Esquadra investigan el origen de un incendio declarado durante la madrugada del martes en las inmediaciones de la discoteca La Costa, en la calle Terral de Coma-ruga (Tarragona), que hace una semana fue escenario de una batalla campal. Aunque la sala no ha sufrido desperfectos reseñables, el fuego afectó a varios vehículos aparcados en las inmediaciones. Pese a la rápida intervención de los bomberos, un camión, una furgoneta y un turismo resultaron calcinados, según fuentes cercanas a la investigación. 

A raíz del episodio de hoy, que se suma al altercado en la discoteca el pasado fin de semana, los Mossos d'Esquadra han desplegado un dispositivo especial de vigilancia en la zona y han reforzado la presencia de patrullas. Investigan si el incendio ha sido accidental o provocado y, en este último caso, si guarda alguna vinculación con el episodio de violencia que se vivió a las puertas de la discoteca hace ahora una semana.  

"No está relacionado"

Por su parte, el dueño del establecimiento niega cualquier vinculación entre estos episodios. "No creo que estén relacionados", afirma. Asegura que su negocio no ha sufrido daños y que el fuego se registró en un párking de caravanas cercano al local que regenta. "La discoteca está perfecta", remarca. 

Sobre la batalla campal a las puertas de La Costa, en la que varios jóvenes arrojaron sillas y otros objetos contra el local y el personal de seguridad, el dueño explica que "se pusieron violentos porque les negaron la entrada". En un vídeo captado por uno de los testigos se puede ver a varios jóvenes que, bajo los efectos del alcohol, reaccionaron de forma violenta arrojando todo lo que tenían a su alcance tras quedarse fuera del local. Los Mossos se presentaron 30 minutos después de este incidente, cuando ya no quedaba nadie en el lugar. La discoteca no ha presentado ninguna denuncia en relación a estos hechos.