Menú Buscar
Los 'riggers' que ha contratado Fira Barcelona para montar el recinto del Sónar para eludir la crisis laboral del festival / EFE

El Sónar carga contra quiénes les han dejado “solos” ante la crisis de los ‘riggers’

“Quién ha decidido que era necesaria este problema y qué intereses había en llegar a esta situación ‘in extremis’”, inquiere la organización del festival

16.07.2019 14:36 h.
4 min

Los organizadores del festival Sónar que se celebra esta semana en Barcelona han cargado este martes en rueda de prensa contra quienes les han “dejado solos” ante la crisis laboral del personal que monta los escenarios del evento, los riggers.

Los codirectores y cofundadores del certamen, Ricard Robles, Sergi Caballero y Enric Palau, junto al director ejecutivo de Advanced Music, Ventura Barba, han criticado sin nombrarlos tanto el papel que ha jugado Fira Barcelona para capear el conflicto en una de sus concesionarias. “Dónde estaban las personas responsables que debían desactivar una crisis de esta envergadura”, han inquirido los responsables, “ha sido la más grande de este festival durante 26 años”.

Resolución judicial

“No sabemos por qué se nos ha usado de esta manera, no hemos tenido respuesta”, ha asegurado Robles tras las preguntas de la prensa. “Quién ha dicho que era necesaria esta crisis y qué intereses había en llegar a esta situación in extremis”, ha apuntado, en referencia a la resolución que el Juzgado de lo Social 27 de Barcelona publicaba poco antes de que se iniciara el encuentro con la prensa y ratificaba el montaje del festival al rechazar las medidas cautelares que habían solicitado los riggers en pie de guerra.

Los organizadores del Sónar han dejado claro que consideran tan legitima la estrategia legal que han seguido los montadores como el trabajo realizado para garantizar la celebración de festival. Asimismo, han tildado de “evidentes” las diferencias que han existido por parte de la clase política de Barcelona a la hora de abordar este conflicto laboral y otros que han puesto en peligro eventos como el Mobile World Congress.

Críticas al silencio de Colau

Robles ha reconocido que personas “con cargos relevantes” les han dado apoyo, pero ha criticado el silencio que ha mantenido la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau. “Hemos estado solos”, ha sentenciado. El principal impacto se ha dado en un frenazo en la venta de entradas que los organizadores del festival contabilizarán al final del mismo, ya que confían en que las ventas de última hora se animen.

Caballero ha abierto el debate de si los poderes de Barcelona son conscientes de lo que aporta el Sónar a la capital catalana. Palau, a su vez, ha reivindicado que cuentan con unos gestores y unas instituciones implicadas en la organización que deberían “poder garantizar en el futuro que no vuelva a repetirse”, una crisis laboral de este calado.

Demanda de los denunciantes

El Sónar se ha visto arrastrado al conflicto abierto entre los trabajadores de una de las contratas de rigger de Fira Barcelona y la institución. Los denunciantes querían blindar la continuidad de sus empleos en el concurso público para licitar los servicios que se abrirá en otoño, ya que el contrato actual decae en esa fecha. Esta cuestión no encajaba en el pliego técnico que se ha lanzado. Además, los implicados han recordado que no se trata de una concesión con exclusividad y que pueden buscar a otras empresas para encargarse del montaje de eventos, como ha ocurrido ahora.

La resolución judicial ha servido para confirmar todo el trabajo que se ha hecho hasta la fecha para que el Sónar abra las puertas este miércoles, el primer día del encuentro de innovación tecnológica que también se celebra hasta el sábado. Están programados más de 140 conciertos y se esperan unos 100.000 asistentes.