Menú Buscar
Varios españoles hacen sus compras durante el estado de alarma / EP

Así son los nuevos hábitos de consumo de los españoles por culpa del Covid-19

El encierro ha cambiado algunas rutinas y ha obligado a los consumidores a adaptarse a la situación

4 min

Una vez decretado el estado de alarma, los españoles tuvieron que cambiar el chip en todos los sentidos: dejar de ir a la oficina y comenzar con el teletrabajo, ir al supermercado solos, pasar más tiempo conectados a internet, optar por compras online en lugar de las físicas, etc.

El coronavirus ha modificado los hábitos de compra y consumo de los españoles. Así, el comparador Acierto ha analizado cuáles han sido esos cambios más destacados.

Cestas de la compra más abundantes

En un primer momento, los españoles se lanzaron como locos a los supermercados a por productos, sobre todo, de primera necesidad. Entonces, vimos estanterías vacías de artículos como el papel higiénico. Sin embargo, con el paso de las semanas la compra ha cambiado. Ahora el carrito también se llena de algunos caprichos. Ha aumentado la venta de harina, levadura y otros productos de repostería, un 60%, así como el consumo de cerveza y de aperitivos en más de un 40%.

También ha cambiado la forma en la que los españoles compran. Así, muchos consumidores se han pasado a las tiendas online de los supermercados. Acierto ha detectado un incremento de este tipo de búsquedas (supermercado + compra online) de hasta el 809% en algunos casos, con especial incidencia a finales de marzo. Tal es la demanda, que se han registrado picos de venta de más del 145%, aunque la media se sitúa en el 80%. Las cadenas se han visto obligadas a reforzar sus servicios a domicilio para responder a este patrón de consumo que ha saturado sus listas de espera. 

El 'e-commerce'

Por otra parte, las redes IP han registrado subidas de tráfico de más del 40% y esto se ha traducido, entre otras cuestiones, en un incremento de las ventas online de más del 55%. No obstante, la escalada no ha sido igual para todos los productos. Los españoles se han decantado más por los productos deportivos --que en términos globales han crecido casi un 200%– como las esterillas (147%) y las bicicletas estáticas (450%), incluso agotadas en muchas superficies.

Después, también se ha notado un repunte de la venta de los juegos de mesa (más de un 30%), videojuegos (142%), las suscripciones a servicios de streaming (con aumentos de hasta el 79%), los productos farmacéuticos (30%), y el mobiliario (130%). Como era de esperar, también se han incrementado exponencialmente las búsquedas online para comprar mascarillas que nos protejan contra el coronavirus. Hasta accesorios como los ratones para ordenador y monitores externos han sufrido un aumento del 84% y del 105%, respectivamente. Por contra y como era de esperar, el retail ha experimentado un declive del 70%.

Comida a domicilio

Como los españoles no pueden salir de casa, salvo para lo necesario, lo que se ha observado es que en algunas franjas horarias (por la mañana), se pide hasta siete veces más comida a domicilio. Y el incremento por la tarde es casi del 50%.

Por otra parte, y aunque el consumo energético global ha descendido notablemente fruto de la paralización de parte de la industria, no lo ha hecho el de los hogares. Según las estimaciones de Acierto el encarecimiento del recibo rondará entre los 15 y 30 euros por un mayor uso del horno, el microondas, la vitrocerámica, la televisión y otros aparatos electrónicos como las videoconsolas y los ordenadores. Por el contrario, el consumo de gasolina se ha reducido un 82%.