Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Segunda fase de la operación salida de Semana Santa / EUROPA PRESS

Cinco sencillas soluciones técnicas que evitarían el 70% de los accidentes en la operación salida

"Menos multas y más tecnología" propone Albert Ferré, abogado especialista en atención a las víctimas de accidentes de tráfico, para reducir las colisiones

5 min

Ni las multas ni los radares. Albert Ferré, abogado especialista en atención a las víctimas de accidentes de tráfico y CEO de Ferré -Abogados de personas, recuerda a las puertas de la segunda fase de la operación salida de Semana Santa cinco sencillas soluciones tecnológicas que convertirían un vehículo en casi 100% seguro y evitarían más del 70% de las colisiones que se producen en España en un año. 

“La solución no pasa por poner multas, sino por analizar los problemas desde la raíz”, subraya el letrado, que insiste en que “la raíz del problema es la forma de relacionarnos y comunicar cuando estamos conduciendo”. En este sentido, Ferré propone que la administración actualice sus políticas y se vuelque en los avances tecnológicos. El abogado recuerda que las multas no son la solución y que los datos evidencian que las medidas coercitivas influyen menos sobre las pautas de conducción de los ciudadanos.

Desconexión automática del móvil al entrar en el coche

Como primera medida, el letrado propone una sencilla solución para terminar con las distracciones al volante: que el móvil --en vez de sincronizarse con el vehículo-- se desactivara.

La combinación de distracción y velocidad es letal en la carretera, advierte el abogado especialista en atención a víctimas de tráfico. Los datos reflejan que las causas principales de accidentes mortales son las distracciones en la carretera (28%) y la velocidad (23%). “Y el principal motivo de distracción en la conducción actualmente es la consulta o el uso del móvil”, asegura Albert Ferré. 

El vehículo debería detectar si el conductor ha bebido 

Según el último informe del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), las autopsias del 45,5% de los conductores que murieron en un accidente de tráfico revelaron que habían consumido alcohol o drogas. “La sensación de euforia y desinhibición del alcohol y las drogas es, en gran medida, lo que hace que los conductores cojan el vehículo a pesar de estar en malas condiciones para ello. ¿Por qué suponemos que una persona drogada no tomará un vehículo por miedo a una sanción?”, valora el experto Albert Ferré.

Si no lleva cinturón, el vehículo no arranca

Esta simple medida tecnológica --equiparable al molesto sonido que nos recuerda que debemos abrocharnos el cinturón-- evitaría la muerte de las 140 personas que viajaban en turismos y furgonetas que fallecieron por esta causa en el último año. Tampoco hacían uso del casco ocho ciclistas y 10 motoristas.

Incorporar mejoras en los sistemas de navegación 

La aplicación de esta medida técnica evitaría muchos de los accidentes por adelantamientos con exceso de velocidad. Según cálculos basados en datos de la DGT, se podrían evitar accidentes que generan unas 200 víctimas mortales al año. Por ello, el experto insiste en “implicar a los fabricantes de coches en la aplicación de estas soluciones técnicas en lugar de aumentar las sanciones, que es una pura operación de maquillaje”.

Velocidad regulada de acuerdo con la limitación de la zona 

El abogado especialista en atención a víctimas de tráfico insiste en que “la voluntad del conductor no se modificará por norma o sanción” y pone como ejemplo aquellos conductores que se instalan aplicaciones para detectar radares. “Esto ya implica que el conductor quiere correr cuando sabe que no puede hacerlo”, por eso, la limitación automática de la velocidad vehículo sería una buena opción para garantizar la seguridad en la carretera. Estos sencillos avances, permitirían disfrutrar de una operación salida más segura.