Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Discoteca Be Disco de Molins de Rei / GOOGLE STREET VIEW

Solicitan hasta 46 años de prisión para los autores de una violación múltiple en Molins de Rei

La fiscalía alega que la víctima no pudo defenderse por encontrarse bajo los efectos del alcohol y las drogas, en inferioridad numérica y por estar en un lugar recóndito

3 min

La fiscalía solicita entre 43 y 46 años de cárcel para los tres presuntos autores de la violación por turnos a una joven de 21 años en 2018 en Barcelona.

Los acusados y la chica se conocieron en la sala Be Disco de Molins de Rei. El Ministerio Fiscal alega que la mujer había ingerido alcohol y sustancias estupefacientes por lo que sufría un “grave deterioro de sus funciones intelectivas y físicas”. Aún así, los tres investigados la llevaron a un descampado de Sant Boi de Llobregat y allí la violaron en grupo. Además, ellos mismos registraron la agresión en vídeo y tomaron fotografías de la víctima desnuda que después difundieron por Whatsapp.

Tenía las facultades mermadas

El fiscal sostiene que la víctima, que tenía sus facultades mermadas, no pudo defenderse por encontrarse en un “lugar recóndito” y porque los agresores “eran mayoría”. El estado en el que se encontraba la chica, continúa el fiscal, no fue impedimento para que, “con ánimo de satisfacer sus deseos libidinosos y puestos en común acuerdo”, los presuntos autores la agredieran por turnos “mientras los otros no dejaban que la víctima pudiera impedirlo".

Después de la violación grupal, sobre las diez de la mañana, los acusados montaron a la víctima en un coche que condujeron hasta la Estación de Ferrocarriles de Sant Boi y allí la arrojaron fuera del vehículo.

Un autor y dos cooperadores

Por estos hechos, el Ministerio Público los acusa de tres delitos de agresión sexual con acceso carnal: a uno de ellos lo señala como presunto autor mientras que a los otros dos los considera cooperadores. Al joven que captó las imágenes le imputa, además,  un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

La fiscalía solicita también una orden de alejamiento de 10 años a partir del cumplimiento de la condena y pide el pago de una indemnización de 30.000 euros para la víctima.

Alegan que fue consentido

En el marco de la instrucción los investigados alegaron que la mujer se subió al coche por voluntad propia para ir a desayunar con ellos y que todos se comportaron de forma “amigable”. Asimismo, relataron que las relaciones sexuales que mantuvieron con la víctima fueron consentidas.