Menú Buscar
Un hombre practica snorkel / UNSPLASH

Snorkel en L'Ametlla de Mar: un plan perfecto para disfrutar del agua

El buceo libre de poca profundidad es una de las modalidades deportivas acuáticas que se pueden practicar para combatir del calor del verano

Juan Antonio Marín
3 min

Un tubo de plástico que proporciona aire a la persona que se encuentra bajo el agua. De eso se trata el snorkel, un deporte que permite llevar a cabo el buceo libre con poca profundidad. Esta es una práctica común entre aquellos que les gusta descubrir lo que hay en las entrañas del mar y, precisamente L'Ametlla de Mar es uno de los lugares de Cataluña donde poder llevar a cabo esta aventura.

Situada en la comarca del Baix Ebre, en Tarragona, esta localidad cuenta con una serie de playas y calas que pueden ir desde arena fina blanca hasta enormes piedras a orillas del Mediterráneo. La Cala (segundo nombre para referirse a L'Ametlla) tiene como principal actividad económica la pesca, aunque también cuenta con un peso importante en el sector servicios.

Gafas, tubo y ¡a bucear!

En L'Ametlla de Mar se puede disfrutar de diversas actividades relacionadas con el mundo del snorkel. En las playas se realizan rutas guiadas por oceanógrafos, que van explicando y mostrando todo aquello que se puede encontrar en el fondo marino. Práctica apta para familias y grupos de amigos.

La duración de este viaje es de dos horas, aproximadamente. El buzo podrá ir equipado con un traje de neopreno, unas gafas de bucear y un tubo de snorkel. No hace falta tener una experiencia previa en situaciones de este tipo, solo hace falta saber nadar y tener curiosidad e inquietud por descubrir los misterios que se esconden bajo el agua.

Buceo libre desde la cala de Sant Jordi

El punto de partida para la realización de dichas actividades es la cala de Sant Jordi, donde también se encuentra el castillo de San Jorge de Alfama, una fortaleza levantada en los primeros años del siglo XVIII. Las personas con problemas de audición o visión también pueden realizar el buceo libre, sin ningún tipo de problema.

En el precio se incluye todo el material necesario para desarrollar la actividad, por lo que no hay que preocuparse por llevarlo con uno mismo. Los oceanógrafos encargados de tutelar la excursión, así como una fotografía debajo del agua para inmortalizar la aventura están incluidos.