Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un aula vacía para ilustrar el acoso escolar / EFE

La Síndica reprendió a la Pare Manyanet por no activar el protocolo contra el acoso que ahora niegan

Docentes de la escuela de Barcelona donde se sucidió una menor por posible 'bullying' critican "insinuaciones sin ninguna prueba"

3 min

Docentes de la escuela Pare Manyanet de Barcelona rompen su silencio tras el suicidio de una alumna por posible acoso escolar, que investigan los Mossos d'Esquadra. A través de un comunicado, los profesores de este centro del barrio de Sant Andreu niegan ahora bullying en sus aulas, pese a que la Síndica de Greuges, Assumpció Vilà, reprochó al centro no haber activado el protocolo tras la denuncia de una madre en 2019.

La progenitora, Carmen, presentó una queja formal ante los Mossos en mayo de ese año, y después pidió ayuda a Vilà, por la falta de respuesta de la escuela, asegura, ante los ataques a su hija por parte de un compañero. En su informe, la Síndica reprochó al colegio que “en ningún caso activó el protocolo de acoso escolar entre iguales. Fue la madre, a través de esta Sindicatura, la que puso en conocimiento de Inspección lo que sucedía con su hija”, indica el documento, tal y como avanzó Crónica Global.

Acoso escolar en la Pare Manyanet

Es más, también concluyó que se produjo una “falta de actuación contundente por parte de la escuela ante el sufrimiento físico y emocional” de la pequeña, porque los responsables de la misma no alertaron a Educació pese a las reiteradas peticiones de la madre. Fue solo después de la queja de Carmen cuando la Pare Manyanet finalmente activó el citado protocolo, y por eso Vilà censuró “la tardanza de la intervención”.

Desde entonces, la niña, que está en tratamiento psicológico, no comparte aula con dos de los alumnos más conflictivos, apunta la madre, y en clase de gimnasia no se separa de la profesora, entre otras medidas de seguimiento. A pesar de ello, en su comunicado, la escuela niega cualquier caso de bullying. Es más, aseguran que en la última década la dirección del centro ha abierto ocho expedientes por indicios de acoso en los que concluyeron que este no existía.

Abandono del colegio

La comunidad docente también ha asegurado que "ha actuado de forma inmediata y coordinados con los responsables de las administraciones" en los casos sospechosos, algo que desmiente el informe de Vilà de hace dos años.

Además, el caso de la hija de la Carmen no es el único. La asociación No al Acoso Escolar (NACE) asegura haber atendido a tres menores víctimas de acoso en el mismo centro en los últimos tres años.