Menú Buscar
Pascal, el presunto violador de Drassanes, en el barrio del Raval días antes de la agresión sexual que, supuestamente, perpetró / CG

La Síndica abre expediente por la chapuza del violador de Drassanes

Maria Assumpció Vilà inicia una actuación de oficio para valorar si la actuación policial fue eficaz

26.04.2019 11:00 h.
3 min

La Síndica de Greuges de Barcelona ha iniciado una actuación de oficio tras la detención del presunto violador de Drassanes. Maria Assumpació Vilà quiere conocer qué protocolos de actuación y coordinación policial existen en casos como este y valorar si son efectivos. 

Una investigación que llevará a cabo después de que fuentes cercanas a la investigación, que lideró la División de Investigación Criminal (DIC) de la policía catalana, explicasen la cadena de despropósitos que provocó que fueran la Guardia Urbana de Barcelona (GUB) y la Policía Nacional los que tuvieran que poner fuera de circulación al sospechoso, que ahora permanece detenido. Además, pese a que los Mossos explicaron que habían localizado, identificado y detenido al individuo, fue la Guardia Urbana el primer cuerpo que dio la alerta sobre Pascal, como se llama el arrestado. 

Alarma social

La agresión, cuya víctima sufrió la amputación de una oreja y tiene un labio partido, así como un brazo lesionado, ha despertado la alarma social en el barrio. Además, los vecinos ya habían alertado sobre la peligrosidad del individuo, que había protagonizado varios incidentes en la zona, y había sido detenido en varias ocasiones por agentes de la Guardia Urbana, e ingresado en la Unidad de Psiquiatría del Hospital de Mar.

Pascal atacó a una mujer portuguesa de 37 años la madrugada del pasado viernes junto al Museo Marítimo de Barcelona

Actuaciones policiales

La Síndica ha pedido información sobre las actuaciones policiales que se han llevado a cabo en relación con el detenido, y qué coordinación se establece en estos casos con el resto de cuerpos de seguridad así como de servicios que trabajen con enfermos mentales, la intención es determinar si hay más personas en la ciudad con el mismo perfil que el presunto violador. 

Hace unos días, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también pidió un informe al comisionado de Seguridad sobre los incidentes previos que protagonizó el detenido y los detalles de su trayectoria delictiva.