Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Maria Assumpció Vilà, Síndica de Barcelona, en una entrevista con 'Crónica Global' / CG

Síndica de BCN: “Debería haber cooperativas de prostitutas”

Maria Assumpció Vilà sostiene que la vivienda y el turismo son los principales problemas de la ciudad

7 min

Es síndica desde 2010 y ha trabajado con tres gobiernos municipales: el de los exalcaldes Jordi Hereu y Xavier Trias, y el de la actual alcaldesa, Ada Colau. Maria Assumpció Vilà, Síndica de Barcelona, reconoce que el ayuntamiento de la capital catalana está haciendo muchas cosas bien, pero todavía tiene mucho trabajo que hacer, sobre todo, en materia de vivienda y turismo.

- ¿Qué está haciendo mal Barcelona con el turismo?

- En 2014 empezamos a percibirlo y ya en aquella época tenía que hacerse un estudio de la situación. De estas recomendaciones nos han aceptado muchas en el plan de turismo del Consejo de Turismo y Ciudad que se ha creado. Se han tomado decisiones valientes. Lo que no puede ser es que haya tantos pisos ilegales. Es bueno que estén todos los actores implicados y, a partir de aquí, hay que ir viendo cómo se puede reconducir.

- ¿Está ligado con el problema de la vivienda?

- Sí, porque la persona que tiene un piso saca más rendimiento si lo alquila por días o por semanas que si hace un contrato. Eso echa a la gente del barrio al no poder quedarse donde han vivido siempre porque los precios son altos. Hemos pedido al ayuntamiento que, aunque no sea su potestad, trabaje junto a las otras administraciones para establecer y regular el precio.

- Recientemente han aparecido pintadas contra los turistas. ¿Qué se puede hacer para que no se sientan rechazados?

- A mí me cuesta pensar que las plataformas con las que nosotros hemos hablado y discutido sean los que hayan provocado esos disturbios. Siempre que en una ciudad hay algún problema, hay personas que se aprovechan para aportar un malestar.

- ¿Es el turismo el principal problema de los barceloneses o es la vivienda?

- La vivienda. Primero fue la época de los créditos hipotecarios, pero sobre todo las quejas que nos llegan son de los alquileres. El tema está no solo en regular los precios, sino también en que las administraciones lleven a cabo la construcción de un parque de viviendas público.

- ¿Y están por la labor?

- Diría que sí.

La Síndica de Barcelona trabaja en su despacho / CG

La Síndica de Barcelona trabaja en su despacho / CG

- Otro de los problemas de Barcelona es el top manta. Usted pide unidad entre administraciones. ¿Es optimista?

- Es un fenómeno muy complicado. Es evidente que el ayuntamiento solo no puede hacer nada, ni el Gobierno central, por tanto tienen que unir esfuerzos. Hay una confrontación de circunstancias y vemos que principalmente es un problema social, por lo que la persecución solamente no acabará con ello. La venta ambulante no es solo la ocupación del espacio publico, hay otros elementos como la venta de productos falsificados, que no es legal pero están entrando a Barcelona por medios legales. Se está haciendo un esfuerzo con lo que dijimos nosotros de crear una cooperativa, pero será un proceso lento y solo podrán entrar 15 personas. Es una lástima que no se les pueda regularizar.

- Los vecinos del Raval se quejan de la prostitución, pero las prostitutas también son vecinas del barrio. ¿Cómo se soluciona el conflicto?

- En el tema de la prostitución es todo muy discutible, es muy difícil ponerse de acuerdo entre los diferentes grupos políticos. No solo se le tiene que dar una atención a las mujeres que ejercen voluntariamente, como hace la agencia ABITS. El problema de la calle es que provocan malestar con el vecindario. El plan de usos de Ciutat Vella, además, no permite abrir meubles y lo que hacen es alquilar pisos en edificios donde se mezclan con la gente que vive allí. Nosotros nos hemos atrevido a decir que tendrían que haber cooperativas de prostitutas organizadas por ellas mismas.

- Algunos agentes de la Guardia Urbana no se sienten respaldados por su ayuntamiento. ¿Ha recibido alguna queja?

- No, no hemos recibido ninguna queja formal. Las que llegan son por temas de oposiciones.

Detalle de la Síndica de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, trabajando en su despacho / CG

Detalle de la Síndica de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, trabajando en su despacho / CG

- Usted fue la pionera en cuestionar los precios de las funerarias. ¿Ha de municipalizarse el servicio?

- Tuvimos muchas quejas por los precios abusivos y por la falta de transparencia en el momento de ofrecer los diferentes elementos de un entierro. Empezamos a estudiar el tema a finales de 2015, cuando recibimos quejas de varias empresas pequeñas que no podían operar en Barcelona y, después, de varios particulares. Es una ciudad muy cara a la hora de gestionar un entierro. Tendrían que entrar otros operadores para crear una cierta competencia y con menos exigencias de las que hay ahora. Espero que entre todos se pongan de acuerdo.

- ¿Por qué sostiene que el cierre de la cárcel Modelo es precipitado?

- Después de tantos años diciendo que se cerraría, hubiera estado bien que se hubiera construido el otro centro de la Zona Franca. No estamos en contra del cierre, porque la situación física del edificio no da mucha confianza y se hubiera tenido que hacer antes. La segunda parte será ver qué se hace con la Modelo porque hay espacios que estaría bien conservar, son históricos. Ahora se está tramitando una queja de la Plataforma de la Zona Franca, que son trabajadores, y hemos pedido un informe al ayuntamiento preguntando por qué se ha precipitado tanto.

- ¿Cómo trabaja con este Gobierno? ¿Qué capacidad de reacción tiene?

- Hay buen trato y nos escuchan. En algunos momentos, en los cambios de Gobierno, ha pasado con todos un poco, iban tarde y los informes tardaban en llegarnos. Pero el trato desde el punto de vista político es bueno con todos

Destacadas en Vida