Menú Buscar
Los bomberos trabajando durante el simulacro realizado en el aeropuerto de Reus / AENA

Así se prepara el aeropuerto de Reus para un hipotético accidente aéreo

Las dependencias del aeródromo catalán han acogido un simulacro general de emergencia aeronáutica

4 min

Dentro de su Plan de Autoprotección, que contempla un conjunto de normas y procedimientos coordinados con el objetivo de actuar ante un accidente de forma adecuada y reducir al mínimo sus consecuencias, el aeropuerto de Reus realizó hace unos días un simulacro general de emergencia aeronáutica. De esta forma, se cumple con la normativa de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), según la cual se deben realizar de forma periódica simulacros generales de accidente aéreo en las instalaciones de los aeropuertos.

El objetivo principal era comprobar y evaluar la capacidad de respuesta y coordinación de los diferentes organismos implicados en el Plan de Autoprotección del aeropuerto de Reus, así como analizar la eficacia de los mismos, los tiempos de respuesta y el grado de conocimiento e integración de todos los colectivos implicados para atender este tipo de emergencias. También se practicaron las acciones incluidas en el protocolo de atención a familiares y se valoró la afectación de una situación como la simulada a la gestión de la seguridad operacional del aeropuerto catalán.

Un accidente simulado con 40 personas a bordo

En el ejercicio se simuló el accidente de una aeronave comercial procedente de Finlandia con 40 personas a bordo (36 pasajeros y cuatro tripulantes) que, tras aterrizar, se salió de la pista y sufrió un incendio, provocando víctimas de distinta gravedad. La torre de control del aeropuerto de Reus detectó visualmente el accidente y activó la alarma. Avisó al Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI) con el objetivo de extinguir el fuego y refrigerar el fuselaje. Cuando la alarma se activó se puso igualmente en funcionamiento el Plan de Autoprotección Reus V2 en todas las dependencias del aeropuerto, así como el funcionamiento de las salas donde se atendió a 20 familiares y a 10 amigos de las víctimas.

En paralelo, se alertó al Centro de Coordinación Aeroportuaria (CECOA), que avisó al 112 y al Centro de Coordinación Operativa de Cataluña (CECAT), que depende de Protección Civil de la Generalitat. Por otro lado, el CECOA activó el Plan de Emergencia del Aeropuerto, un procedimiento que actúa poniendo en marcha el Puesto de Mando Principal (PMP) y el Puesto de Mando Avanzado (PMA).

Trabajo en equipo

En una emergencia de este tipo, es importante que todas las dotaciones desplazadas al lugar del incidente trabajen de forma coordinada. De esta forma, en el simulacro del aeropuerto de Reus participaron efectivos de los bomberos de la Generalitat (que aportaron cinco dotaciones: tres vehículos de agua, una unidad de punto de tránsito y un vehículo de mando), de los bomberos del aeropuerto de Reus y los servicios sanitarios del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) con ambulancias de apoyo.

También intervinieron en este dispositivo una treintena de Mossos d'Esquadra, miembros de la Guardia Urbana y de Protección Civil de Reus, la Guardia Civil (con 38 agentes y veinte vehículos), la Policía Nacional (con 16 agentes y dos vehículos) y Protección Civil de la Generalitat (seis técnicos de la Operativa Territorial). Además, los ayuntamientos de Reus y de Constantí activaron el Plan Municipal y llevaron a cabo las comunicaciones pertinentes a nivel interno.