Menú Buscar
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio, Fernando Simón / EP

Simón, sobre la teoría de que el Covid-19 salió de un laboratorio: “Es ciencia-ficción”

El director del Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias defiende el origen animal del coronavirus frente a teorías que sitúan su origen en un laboratorio de Wuhan

6 min

Era cuestión de tiempo que al director del Centro de Coordinación de Alertas Sanitarias, el doctor Fernando Simón, se le preguntara sobre las teorías, defendidas sobre todo en EEUU, que apuntan a un laboratorio de Wuhan (China) como posible origen del Covid-19. Probablemente, al respuesta no despeje las dudas de muchos pero el epidemiólogo español respondió sin pestañear: “el origen de este virus es claramente animal; después, historias de ciencia ficción puede haber todas las que queramos”.

La idea de que el coronavirus que ha puesto patas arriba el mundo entero fuera “fabricado” por el ser humano ha tenido su origen en EEUU, y más concretamente en la Administración Trump. El presidente de EEUU no ha dudado en situar a China, donde comenzaron a detectarse los primeros casos, como responsable de la pandemia. Pero lo que empezó como una posible pataleta de Donald Trump para defenderse de los ataques de los que le acusan de haber respondido demasiado tarde, comienza a ser una bola rodante que, cada vez, adquiere mayor tamaño.

Ciencia... sin ficción

La prueba es que desde la Casa Blanca ha saltado directamente al ámbito de la ciencia (sin ficción, en este caso). Toda una eminencia como el virólogo Luc Montagnier, galardonado con el premio Nobel de Medicina en 2008, ha asegurado en los últimos días que el Covid-19 tiene su origen en un laboratorio de Wuhan.

Su posición es completamente opuesta a la de Fernando Simón, hasta el punto de que lo que él considera de película es el origen animal por el que se decanta el experto español. “Eso de que el Covid-19 apareció tras una contaminación ocurrida en un mercado de animales salvajes es una bella leyenda. El virus salió de un laboratorio de Wuhan”.

El error humano

Montaner se basa en los estudios sobre la secuencia del descubrimiento y propagación del virus para llegar a la conclusión. Eso sí, a diferencia de lo que ha insinuado Trump, el virólogo atribuye la fuga del virus al exterior a un “error humano”. Lejos de culpar a China, Montaner se deshace en elogios sobre la capacidad de los científicos del gigante asiático y su gran conocimiento sobre los coronavirus.

El debate ha sido alimentado por el diario estadounidense The Washington Post, que ha publicado una información que también asegura que el virus salió del laboratorio de Wuhan debido al contagio de uno de sus trabajadores. La investigación llevada a cabo por el periódico también acusa al Gobierno chino de manipular los datos acerca de la propagación del virus y ocultar la información durante casi una semana, el tiempo suficiente para que el Covid-19 se propagara a gran velocidad y sin control.

¿Pataleta de Trump?

No beneficia precisamente a los defensores de esta teoría el hecho de que haya sido enarbolada por Trump y que China esté de por medio. Y menos, después de decisiones como la de suspender la aportación de fondos por parte de EEUU a la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la que acusa de alinearse con los intereses del gigante asiático. Los detractores de la teoría de la conspiración la relacionan con un intento del presidente norteamericano por eludir responsabilidades por haber sido de los más escépticos con el impacto del Covid-19, lo que le llevó a tomar medidas demasiado tarde.

Lo cierto es que Fernando Simón tuvo que hablar este sábado dos veces sobre el origen animal del coronavirus. Antes de pronunciar las palabras que encabezan el artículo, en la rueda de prensa posterior a la publicación diaria de los datos sobre el impacto de la pandemia en España, el epidemiólogo participó junto con el ministro de Ciencia, Pedro Duque, en un acto en el que ambos respondieron preguntas formuladas por niños y adolescentes sobre la realidad del Covid-19.

Origen animal pero no alimenticio

En este caso, no fue obligado a pronunciarse sobre el origen del virus pero sí quiso matizar que la transmisión del animal (en este caso, un murciélago) al ser humano no se produjo precisamente por la ingesta de aquél por parte de éste.

“Por comerse a un animal, no se contraen sus enfermedades”, explicó Simón, que posteriormente aclaró que debe darse una relación de convivencia continuada para que el contagio se produzca. “En mercados orientales es frecuente el comercio de animales vivos y los comerciantes pasan mucho tiempo próximos a ellos”.