Menú Buscar
Derrumbe de 140 nichos en el cementerio de Montjuïc de Barcelona / CG

Silencio del Ayuntamiento de Barcelona ante el derrumbe de 140 nichos en Montjuïc

Algunos restos óseos quedaron al descubierto y se mezclaron y la Síndica de Barcelona abre una actuación de oficio para esclarecerlo

4 min

Sin noticias de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ante el derrumbe de 140 nichos en el cementerio de Montjuïc de la capital catalana. El desastre ocurrió a las siete de la mañana del pasado viernes, 15 de septiembre, cuando el bloque de tumbas se vino abajo, provocando que algunos restos óseos quedasen al descubierto y se mezclasen.

Los responsables del camposanto, gestionado por Cementiris de Barcelona, contactaron con los familiares de los fallecidos para trasladarles la noticia y les ofrecieron atención psicológica. Se da la circunstancia de que una de las mujeres afectadas hace tan solo dos meses que enterró a su madre y desconoce dónde está el cuerpo ahora.

Silencio municipal

Cuatro días más tarde, ningún miembro del equipo de gobierno municipal se ha pronunciado sobre los acontecimientos. Ni la propia Colau, ni su mano derecha, Gerardo Pisarello. Ni siquiera concejal alguno —el responsable es Eloi Badia— ha hecho declaraciones al respecto, ni se ha manifestado en ningún comunicado.

Las únicas noticias que llegan desde el gobierno de Barcelona en Comú se centran en recordar, a un medio de comunicación, que el consistorio está aplicando un plan director de los cementerios de la ciudad en el que ha invertido ya 12,5 millones de euros desde 2012 para su mejora y rehabilitación.

“Cementiris de Barcelona tiene cada año beneficios millonarios, acumulando 22,2 millones de euros en los últimos once años”, asegura el concejal popular Javier Mulleras. Por lo que no se entiende, a su parecer, que pueda haber problemas con el mantenimiento de las instalaciones.

Reparar el daño emocional

La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ha puesto el grito en el cielo ante el suceso y este lunes ha decidido abrir una actuación de oficio para investigar el hundimiento. Pretende esclarecer si el derrumbe se ha debido a la mala conservación y a la falta de mantenimiento. De ser así, las responsabilidades recaerían sobre Cementiris de Barcelona.

Vilà ha especificado que su objetivo es garantizar que las familias puedan recuperar los restos de sus seres queridos con todas las garantías y sin que se produzcan errores. Para ello, ha solicitado conocer el protocolo que se está siguiendo con los afectados, no solo para facilitar toda la información necesaria y el apoyo jurídico, sino también para reparar el daño emocional ocasionado.

¿Accidente o negligencia?

Durante esta semana, la síndica se dirigirá a los diferentes departamentos del Ayuntamiento de Barcelona, incluidos los Bomberos, para exigir toda la información necesaria. ¿Accidente o negligencia? ¿Quién es el responsable? ¿Se hará algún estudio del resto de bloques del equipamiento para comprobar la seguridad?

Son algunas de las cuestiones que plantea la actuación de oficio abierta por la responsable de los derechos humanos de la capital catalana ante un hecho que, entre la vorágine informativa actual, ha pasado ligeramente desapercibido.