Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una familia se dispone a salir en coche con un bebé

Si vas en coche con tus hijos ten en cuenta estos consejos

Las claves para que tus hijos y tú vayáis bien protegidos al desplazaros en coche

6 min

Los viajes por carretera son algo a lo que todos nos enfrentamos tarde o temprano. Cuando hay pequeños en casa, su dificultad sube un par de peldaños, dado que llevamos en el automóvil a niños acostumbrados a la actividad. Los pequeños de casa tienen un concepto de paciencia bastante relativo.

Pero viajar con tus hijos en coche no tiene que ser una odisea. Se puede conseguir que sea algo fácil y entretenido para todos. De hecho, te vamos a ayudar a conseguirlo.

Cinco claves para viajar con tus hijos en coche

¿Se puede convertir un viaje con niños en el coche en algo fácil y hasta divertido? La respuesta es un rotundo sí. Si toca coger la carretera con tus hijos para un recorrido largo, no hay que tener miedo, sino todo lo contrario.

Se puede hacer de este camino una experiencia de lo más divertida y constructiva. Lo único que se debe hacer es tomarse las cosas con calma y, por encima de todo, seguir estos consejos que te vamos a dar. Te van a ser de utilidad.

¿Llevan el asiento adecuado?

Si hay niños en el vehículo, necesitas que haya buenas sillas infantiles para el coche. Es algo indiscutible, ya que se trata de una exigencia de la DGT totalmente sancionable en caso de incumplimiento.

Recuerda que los niños deben llevar este tipo de asientos hasta que alcanzan los 1,35 metros de altura o los 12 años de edad. Si se cumple uno u otro factor, ya no deben usarse estos dispositivos de seguridad. Sin embargo, si no se cumple ninguno, hay que tener mucho cuidado. Asegúrate de comprar el modelo adecuado y, sobre todo, del grupo que corresponda en función de la estatura de tus hijos. 

Prepara bien las cosas antes de salir

Tenéis que estar listos todos, tanto niños como padres. Además de repasar que está todo el equipaje necesario para el destino y para el trayecto, también hay que concienciar a los niños sobre a dónde van y darles un toque extra de motivación para que afronten el camino con más ganas.

Además, es adecuado preparar algún tipo de juego o actividad para hacer todos juntos durante el trayecto. Así, se consigue que todos lo pasen bien, que no haya momentos de aburrimiento y, sobre todo, que los pequeños no pierdan la calma por pasar demasiado tiempo dentro del coche.

Si el niño necesita algo, que sea antes de salir

Lleváis ya unos cuantos kilómetros de trayecto, queda bastante para la próxima estación de servicio, pero uno de los niños necesita ir al baño. Es una situación que complica las cosas, y lo cierto es que se da con mucha frecuencia. ¿Se puede evitar?

Por supuesto que se puede evitar. Lo que hay que hacer es asegurarse de que todas las necesidades de los niños queden satisfechas antes de salir de viaje. Que hayan comido y estén bien, pero que no haya sido demasiada comida. Que hayan ido al baño, que no tengan sed… Todo eso se debe repasar antes de salir. ¡Ah! Y los padres también deben hacerlo.

La seguridad es importante, pero la comodidad también

Obviamente, en un coche todos deben ir seguros, sobre todo los pequeños. No obstante, es fundamental no sacrificar jamás la comodidad de todos los viajeros en el automóvil. Piensa en lo molesto que puede ser tener algo que te incomode y no puedas cambiarlo durante unas horas.

Debes evitar dolores, quejas o hasta lesiones y/o malestar. Para todo esto, es esencial que vigiles la comodidad tanto de grandes como de pequeños en el vehículo. Las condiciones térmicas adecuadas, los asientos en buen estado o disponer de cojines por si alguien quiere echar una cabezadita durante el camino.

Organiza bien el trayecto

La clave de un buen viaje es la organización, si no había quedado claro todavía. Por eso, también hay que planificar cómo va a ser el recorrido del trayecto en coche. En el caso de que sea una ruta larga, conviene repasar mapas anteriormente para poder organizar paradas.

Los altos en el camino sirven no solo para poder descansar, cosa que se debe hacer al menos una vez cada 2 horas o cada 200 km. También son de utilidad para estirar las piernas, respirar algo de aire fresco, comprar cualquier cosa que pueda hacer falta y espabilar un poco si fuera necesario. Es esencial cuidar este aspecto en la organización de tu viaje en coche.
No es nada complicado. De hecho, hay una sexta clave que debemos destacar junto al resto, y es usar el sentido común. Piensa en cómo son tus hijos y en qué pueden necesitar. Partiendo de ese punto, te aseguramos que conseguirás hacer de cada viaje en coche algo a recordar.

--

En colaboración con sillasbebe10.com