Menú Buscar
La abogada dice que se ha iniciado una campaña para diluir el caso.

“Si me voy, el fiscal pactará con Urdangarin”

La abogada contratada por Manos Limpias que ejerce la acusación popular contra la Infanta asegura que se ha iniciado una campaña para diluir el caso

3 min

La abogada, Virginia López Negrete, que dirige la acusación popular en el llamado caso Nóos, ha afirmado, en declaraciones a Crónica Global, que si desiste de la acusación popular, “la Infanta resultará absuelta y el fiscal pactará con Iñaki Urdangarin”.

Repreguntada en este sentido al objeto de saber si esa afirmación es fruto de una suposición o, por el contrario, si dispone de datos objetivos que la sustenten, la letrada se ha limitado a responder, enigmática, que “no es una suposición y, de momento, no digo más”.

Campaña de desprestigio

López Negrete insiste en que se ha iniciado una campaña orquestada por los poderes del Estado para diluir el caso Nóos y, en segundo término, para desprestigiarla como abogada.

En este sentido, ha calificado de insidiosas las afirmaciones que la situaban como titular de empresas o cuentas corrientes en Panamá y ha salido al paso de una reciente resolución del juez que la investiga por presuntas irregularidades en el cobro de diversas minutas.

Litigio abierto

La letrada presentó un recurso en el que pedía el archivo de la causa que tramita el juez a instancias de una denuncia de la fiscalía. El juez ha decidido mantener viva la investigación aduciendo que “la letrada no ha presentado aún las facturas que justifiquen que las controvertidas minutas fueron cobradas de forma correcta y su importe declarado a Hacienda”.

La abogada afirma que esa investigación es “una barbaridad y una vergüenza”. Asegura tener todos sus asuntos tributarios en regla y ha manifestado que no ha entregado las facturas porque el juez no la ha requerido a tal efecto. Dice López Negrete que ha pedido al juez que cite a su cliente (a quien extendió las facturas), y “éste corroborará que, efectivamente, todo está en regla. El juez, para mi sorpresa, se ha negado a esa declaración”.

La abogada continua

López Negrete que dice ser objeto de una campaña de descrédito “más brutal de lo que yo me imaginaba”, ha dado orden a sus bancos donde tiene domiciliadas sus cuentas para que no acepten ingresos de dudosa procedencia, ingresos “que alguien podría hacer para luego utilizarlo contra mi”.

Virginia López Negrete asegura que acabará el juicio por el caso Nóos que se prolongará durante los próximos dos meses.