Menú Buscar
Shakira y el futbolista Gerard Piqué posan con la copa del Rey tras la victoria del Barça / EFE

Shakira y Piqué, víctimas de un robo en su casa de Esplugues

Los ladrones se llevan relojes de lujo y joyas en un robo extremadamente limpio según la investigación

3 min

Shakira y Piqué han sido víctimas de un robo en su lujosa vivienda de Esplugues del Llobregat (Barcelona), donde viven con sus dos hijos, Milan y Sasha. La unidad de policía científica de los Mossos d’Esquadra ya trabajan en identificar a los ladrones, que se han llevado varios relojes del defensa del Barça y joyas de la cantante.

Los investigadores han avanzado a La Sexta que el golpe ha sido muy limpio. No se habría forzado de forma evidente la entrada en la vivienda, por lo que se sospecha del entorno laboral de ambas estrellas. Las primeras pesquisas indican que sabía exactamente lo que querían sustraer.

Tormenta

Además, entraron en la casa en un momento en el que las circunstancias meteorológicas acompañaban a los ladrones. La sustracción tuvo lugar de madrugada, cuando caía una fuerte tormenta en la localidad que también habría ayudado a borrar sus pasos y minimizar los posibles ruidos de la acción.

La finca cuenta con 700 metros cuadrados. Está cercada por unos altos muros que intentan conservar la privacidad de la familia Piqué-Mebarak y que los ladrones también habrían burlado.

Vivienda vacía

En el momento del robo, sólo estaban dentro de la pareja los padres del jugador, que no se percataron del atraco. Shakira ha retomado la gira de presentación de su último álbum, El Dorado, por toda Europa. Piqué está concentrado con la selección española por el inicio del Mundial de Rusia. Otra circunstancia que dio alas a los ladrones.

El atraco ha tenido lugar en medio de una revisión del patrimonio inmobiliario de la pareja. Shakira ha puesto a la venta su chalé de 750 metros cuadrados en Miami Beach (Florida). El futuro comprador deberá desembolsar como mínimo 9,4 millones de euros para hacerse con la propiedad.

La cantante la adquirió en 2001 por unos 2,5 millones. Invirtió más en ponerla a su gusto. De estilo minimalista y totalmente blanca por expreso deseo de la artista, cuenta con seis dormitorios y siete baños.