Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Panorámica de Girona / PIXABAY

Semana Santa: ruta por los más emblemáticos pueblos medievales de Girona

La provincia gerundense está llena de localidades que ofrecen una combinación perfecta de belleza y personalidad, perfectas para descubrir estas vacaciones

4 min

Un buen plan para esta Semana Santa es ver la Girona medieval.

Para ello, una buena opción para por seguir algunas de las rutas en coche por Girona que recomiendan los conocedores de estas tierras. La mayoría de los pueblos están ubicados en parajes naturales únicos y, además, son de origen medieval. Mantener esta esencia los ha convertido en el destino perfecto para redescubrir Girona en una escapada corta e inolvidable.

Qué ver en la Girona medieval

Estas vacaciones de Semana Santa serán el momento perfecto para conocer algunos de los pueblos más bonitos de Girona, todos ellos de origen medieval. Estos son los más destacados.

1. Besalú

Este pueblo ha sabido mantener su trazado original y algunos de sus edificios más impresionantes en perfecto estado. Gracias a ello, fue declarado Conjunto Histórico-Artístico.

Su puente del siglo XI, la muralla del Portalet, el monasterio de Sant Pere y la Casa Cornellà son algunos de sus atractivos. Y motivos más que suficientes para que Besalú esté en la lista de qué ver en la Girona medieval.

Besalú atesora un excepcional legado judio / J. RENART - ARCHIVO IMÁGENES PTCBG
Besalú atesora un excepcional legado judío / J. RENART - ARCHIVO IMÁGENES PTCBG

2. Pals

Pals resulta espectacular por los diferentes edificios defensivos, religiosos y civiles que alberga. Sin duda, es uno de los pueblos más bonitos de Girona. Y hay que contemplar la belleza de sus rincones únicos, como la Torre de las Horas y la iglesia de Sant Pere. Este templo combina elementos románicos, góticos y barrocos.

3. Monells

En estas rutas en coche por Girona no puede faltar Monells, conocido por ser el escenario de la película Ocho apellidos catalanes. Se trata de un pueblo medieval perfectamente conservado, cuyos rincones resultan idílicos.

4. Madremanya

Madremanya está situada a solamente cinco kilómetros de Monells. Una de sus características más destacadas es la tranquilidad que se respira en sus calles. Muy cerca de aquí se encuentra el Santuari dels Àngels, donde se casaron Dalí y Gala.

5. Peratallada

¿Por qué no aprovechar las vacaciones de Semana Santa para descubrir este pueblo de Girona? Situado sobre una cantera romana, con algunos de sus sillares se construyeron las casas que ahora se pueden ver en la localidad. Las enredaderas y plantas de flores completan el escenario y llenan de color cada una de las esquinas del pueblo.

6. Castellfollit de la Roca

¿Qué más se puede ver en los pueblos medievales de esta provincia? Una de las imágenes que más sorprenderán son las casas de Castellfollit de la Roca, que se asoman a un precipicio. Conforman una postal espectacular que da paso a un pueblo lleno de elementos de origen medieval que merece la pena conocer en primera persona.

7. Castelló d’Empúries

Aunque cuenta con otras zonas de turismo, hay que visitar su interesante parte medieval, en la que destaca la basílica de Santa Maria de Castelló d’Empúries. Es un placer para los visitantes contemplar su retablo gótico, del que se dice que podría haber inspirado a Gaudí para la Sagrada Familia.

Estos pueblos son un buen ejemplo de qué ver en la Girona medieval durante las próximas vacaciones de Semana Santa. Sin duda, esta provincia catalana alberga numerosas sorpresas de gran belleza e importancia histórica.