Menú Buscar
Procesión por la Virgen de Luciana, en Terrinches, Castilla-La Mancha. La Asunción, la Virgen de la Parranda / CG

Semana de parranda máxima en España

El 15 de agosto llena de verbenas y variopintas celebraciones el 70% de los pueblos y ciudades

5 min

Viene una semana de pura fiesta para los que están de vacaciones. Incluso aquellos a quienes aún faltan semanas para irse, celebrarán el día 15, sinónimo de fiesta --nacional y sin muchas reservas indepes-- en España.

"Da igual de la provincia que seas. Siempre hay una fiesta y una verbena cerca", asegura el Portal Fiestas. Contabiliza 1.185 celebraciones. Algunas desde la Edad Media, con posibilidades, a mitad de semana, de hacer puente a dos bandas o cierre rentable de oficinas. Además, San Roque, el día 16, es el segundo patrón de Aragón y de las provincias limítrofes.

Origen ancestral

El 70% de los casi 8.122 municipios y 3.720 pedanías rurales de España están de fiestas, patronales o no, el 15 de agosto. Muchos multiplican su población con profusión de músicas y festivales, concursos gastronómicos, competiciones y  actividades variopintas como piraguas, danzas, teatro, correfocs, trancas y barrancas o incruentas batallas de moros y cristianos,

Los antropólogos aseguran que la recolección de la cosecha es el motivo ancestral que ha llevado a este día ser en el que más españoles están de fiesta. Luego vino el religioso. Sigue presente, sobre todo en el sur de España. Pero cada vez más desactivado, a pesar de la defensa del papa Francisco de la "fiesta de María". 

En esta fecha se celebra la Asunción (al cielo) de la Virgen, madre de Jesucristo, tras terminar su tiempo en la Tierra. Bajo distintos títulos y advocaciones conmemoran este misterio la Virgen de los Reyes de Sevilla, del Sagrario en Toledo, del Prado en Ciudad Real, de la Paloma en Madrid, de Begoña en Bilbao y de Gràcia en Barcelona.

Procesiones bajo el sol

También es la fiesta principal de Málaga, Elche –con su célebre y mítico “Misteri”--, San Sebastián, Brihuega, Cogolludo, Jaca, Chinchón, Jumilla... Sevilla es la provincia más fervorosa. Las procesiones en su honor, bajo un sol de justicia, salen a las calles en quince importantes ciudades como Dos Hermanas, Utrera, Alcalá de Guadaira, Lebrija y Puebla de los Infantes.

La asociación Los Pueblos más Bonitos de España recomienda La Alberca (Salamanca), donde el 15 de agosto se conoce como el diagosto. Declarada fiesta de Interés Turístico Nacional desde 1965, arranca de mañana con el rito del ofertorio a la Virgen donde los albercanos, vestidos con espectaculares trajes tradicionales, no acaban de ofrecerle sus productos y hasta a ellos mismos.

Cambiazo napoleónico

La tradición de esta fecha tiene su historia. Incluso más allá de los Pirineos. Cuenta el periodista italiano Vittorio Messori que a Napoleón nunca le gustó que la fiesta, declarada nacional en Francia por Luis XIII en 1637, coincidiera con su cumpleaños. En complicidad con obispos y filólogos cortesanos la rebautizó como San Napoleón, en honor a Neopolo, uno de los cristianos martirizados ese día en la antigua Roma.

El cambiazo apenas duró lo que su imperio, ocho años. Hoy, tras de muchas décadas y acontecimientos, la muy laicista Francia también cierra por vacaciones cada 15 de agosto.

Pacto con la emigración de los 60

Pero la explicación del auge moderno de la celebración se debe, según el demógrafo Octavio Laguna, a la emigración de los años 60 del siglo pasado. "Los que se marcharon y los que se quedaron en el pueblo --explica-- se pusieron de acuerdo para inventarse y coincidir todos en una fiesta nueva".

Los nuevos "veraneantes" pasaban unos días de vacaciones, veían a la familia y, de paso, se ahorraban un dinero. También los que permanecían en el pueblo obtenían algún ingreso extra. La crisis económica de hace unos años, con forzosas vacaciones low cost, fijó la tendencia.