Menú Buscar
Aula preparada para la selectividad de 2019 en Cataluña / EP

La selectividad se hará con mascarilla en las aulas y aforo reducido

La secretaría de Universidades e Investigación de la Generalitat ha presentado el paquete de medidas contra el coronavirus para la realización de las PAU

4 min

La secretaría de Universidades e Investigación de la Generalitat ha informado sobre el paquete de medidas que ha presentado la comisión organizadora de las pruebas de acceso a la universidad (PAU) --que se celebrarán del 7 al 10 de julio-- para prevenir el riesgo de contagio y evitar la propagación de Covid-19.

Con el coronavirus presente, este año los alumnos deberán hacer uso de la mascarilla obligatoria "en todo momento", además de lavarse frecuente las manos con gel hidroalcohólico, se prohíbe el acceso a cualquier persona con síntomas y la ocupación de las aulas estará entre una sexta y una quinta parte de su capacidad real, manteniendo la distancia interpersonal.

Mascarilla y aforo limitado

Las medidas están pensadas para reducir al máximo la transmisión del virus entre todos los colectivos implicados en las pruebas --alumnado, profesorado y personal de apoyo-- y deberán ser validadas por el Procicat.

Entre las medidas higiénicas previstas figuran que el uso de mascarilla será en todo momento obligatorio para alumnado, profesorado y personal de apoyo en el interior del centro, incluso en los procesos de acreditación de los miembros del tribunal, de identificación del alumnado y la realización de los exámenes.

Medidas estrictas de seguridad

Estas condiciones adaptan la realización de exámenes masivos --como son las PAU-- a las normas generales de seguridad prescritas por las autoridades sanitarias y suponen "un paso más", junto con la modificación de calendario y horario, a la hora de realizar las pruebas en un entorno de máxima seguridad.

Al acceder al centro y las aulas, así como al salir, todos los asistentes se tendrán que lavar las manos con solución hidroalcohólica, así como cada vez que se intercambie un papel o cualquier objeto con otra persona, por lo que está prevista la distribución de 2.500 litros de desinfectante en las sedes de examen, distribuidas en 59 poblaciones en lugar de las 22 habituales.

Rigurosa entrada al aula

En lo que se refiere al aforo y la distancia de seguridad, la ocupación de las aulas se determinará, si no hay otras medidas adicionales, manteniendo la distancia interpersonal de seguridad de dos metros radiales, por lo que se trabaja en una ocupación de aulas entre una sexta y una quinta parte de su capacidad real.

El alumnado tendrá que ocupar para todas las pruebas el lugar que le sea asignado el primer día, y depositar los objetos personales en el espacio interpersonal de seguridad situado detrás, y si no es posible, delante. Para reducir las aglomeraciones, la llamada al alumnado para comprobar la identidad y acceder a las aulas se hará de forma escalonada por grupos, siguiendo un orden alfabético.

Un protocolo único y urgente

En cada franja horaria no se podrá salir del aula hasta que no haya transcurrido una hora desde el inicio de la prueba, y con previa autorización del profesor responsable: los recorridos, las aulas y los lavabos estarán debidamente señalizados --junto con recordatorios de actitudes responsables-- y los pasillos solo podrán ser ocupados en el momento de acceder a las aulas.

Recomiendan que el alumnado, profesorado y personal de apoyo lleve agua y comida porque las máquinas expendedoras estarán desactivadas y las fuentes precintadas. La comisión considera "muy importante, por solidaridad y responsabilidad social", que los implicados cumplan todas las medidas de prevención que se indican, pese a las molestias que puedan causar.