Menú Buscar
Un lance del partido amistoso entre Catalunya y Euskadi del año pasado en el Camp Nou / EFE

La selección catalana se encoge

Cataluña olvida la etapa de los grandes estadios y 'presume' de un lleno frente a Túnez con sólo 9.200 espectadores

3 min

La selección catalana de fútbol se encoge. El combinado masculino de fútbol se enfrenta hoy miércoles a Túnez (18:45 horas), en un estadio con mucha menos capacidad de lo habitual: Montilivi. La sede del Girona FC acogerá al equipo de Sergio González tras el pinchazo de público de 2015, cuando la cuatribarrada apenas congregó a 51.224 espectadores en el Camp Nou. La Federación Catalana de Fútbol (FCF) subraya que los 9.200 tiques a la venta se han agotado, pero rechaza indicar cuántos de los pases han sido regalados en compromisos oficiales.

"La elección de Girona responde a un compromiso de la Federación de que el territorio participe de las citas de la selección catalana", ha señalado un portavoz de la FCF a este diario.

Según el representante, las entradas "se acabaron en sólo 24 horas". De todos los pases, un total de 300 en el Gol Norte del coliseo gerundense se reservan al público visitante. Además, la Federación Tunecina de Fútbol ha pedido otros trece pases vip para el palco.

Clubs con 200 entradas

Los datos se detienen ahí. La FCF rechaza desglosar los compromisos oficiales con los clubes deportivos de toda la región. El delegado en Girona de la Federación, Jordi Bonet, dejó entrever el martes por la mañana que algunas instituciones deportivas habían pedido más de 200 pases cada una.

"Hemos tenido tanta demanda que, si Montilivi hubiera tenido capacidad para 12.000 espectadores, también habríamos llenado", se jactó Bonet en una entrevista con medios locales.

No obstante, el directivo admitió que el ente apenas ha recibido 1.000 peticiones de entradas fuera de la provincia.

'Pinchazos'

La descentralización de la selección autonómica llega después de que en dos de los amistosos que juega Cataluña en fechas navideñas se anotaran entradas muy discretas. En 2015, sólo 51.224 espectadores se acercaron al Camp Nou para ver el partido del centenario de la Federación ante Euskadi (0-1).

El año anterior, aún se colocaron menos tiques ante el mismo rival (1-1): un total de 44.000 sobre un aforo de 99.354 butacas.

Los dos amistosos se celebraron después de que Johan Cruyff cerrara su etapa al frente del combinado regional en 2013. Aquel año, el entrenador holandés firmó un empate con Nigeria (1-1) en el RCDE Stadium ante 27.234 espectadores.