Menú Buscar
Seis agentes de la Guardia Civil y un Policía Local han protegido a Cristóbal López Villar, expropietario de las clínicas dentales Funnydent

Seis Guardias Civiles protegen al dueño de Funnydent de un 'escrache'

Los afectados lamentan que Cristóbal López, acusado de estafar 8,8 millones a más de 2.000 clientes, "no dé la cara"

1 min

Seis agentes de la Guardia Civil y un Policía Local han protegido el viernes a Cristóbal López Villar, expropietario de las clínicas dentales Funnydent, de un 'escrache' de clientes afectados por el cierre de la cadena. El empresario, acusado de estafar 8,8 millones a más de 2.000 pacientes, ha salido escoltado de un juzgado de Navalcarnero (Madrid) a toda prisa por la presencia de los manifestantes.

López Villar ha acudido a la sala número 4 de la localidad, que ha abierto diligencias por un presunto delito de estafa, a firmar su libertad restringida.

A la salida del juzgado le esperaban una docena de afectados por el naufragio de la cadena, que echó el cierre el pasado 28 de enero dejando a 2.481 pacientes a mitad de tratamiento. Los concentrados le han pedido explicaciones, aunque López Villar ha rehusado departir con los manifestantes.