Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Uno de los seis detenidos por robar el cableado de alta tensión de las vías férreas / GUARDIA CIVIL

Seis detenidos en Barcelona por robar el cableado de alta tensión de las vías férreas

Las pérdidas ocasionadas por el grupo criminal ascienden a los tres millones de euros, tras provocar desvíos de trenes, atrasos y cierres

4 min

La Guardia Civil ha detenido a seis personas en Barcelona por robar el cableado eléctrico de alta tensión de las vías férreas del Corredor Mediterráneo. Con el arresto de estas personas el instituto armado da por desarticulado al completo al grupo criminal especializado en este tipo de robos.

La valoración de los daños causados se eleva hasta 360.000 euros, aunque la pérdida real ascendería hasta los tres millones de euros, dado que no solo se contabilizan las pérdidas económicas directas sino las consecuencias derivadas que provocaron el desvío de trenes, atrasos y cierres de estaciones en varias provincias.

Más de 30 delitos

Los agentes comenzaron a investigar a esta organización en enero de 2022, a quien le atribuyen más de 30 delitos ocurridos en el Corredor Mediterráneo, una infraestructura clave que constituye el segundo eje ferroviario más importante de España.

La organización criminal estaba constituida por seis personas, ahora arrestadas, que tenían un rol muy específico. Cuatro de ellas eran las encargadas de desplazarse hasta el lugar al que iban a robar, llegando a pasar varios días en la zona antes de ejecutar el plan, mientras que los otros dos mantenían contacto telefónico con ellos en tiempo real desde Barcelona mientras se producían los hechos.

Robos de hasta 2.500 kg

Los cuatro encargados de cometer los robos estaban coordinados mediante sus dispositivos móviles. Uno de ellos se encargaba de acceder en las subestaciones eléctricas y conseguía dejar sin tensión a los cables que provén de energía a los trenes mediante una operación muy específica. La maniobra la realizaban de tal modo que la entidad pública encargada de la gestión de la red no detectaba la falta de tensión.

Era entonces cuando los otros tres comenzaban su tarea: uno de ellos se elevaba tres metros de altura, cortaba los cables y los tiraba sobre las vías, mientras que los otros dos los enrollaban y los cortaban en fragmentos de unos 10 metros. Cabe destacar que cada metro lineal de este tipo de cable pesa 2,8 kilogramos, llegando a sustraen en un mismo hecho más de 800 metros, es decir unos 2.500 kilogramos de carga.

Cuatro, a prisión

Los miembros del grupo cargaban los vehículos y transportaban el botín hasta naves cercanas a los hechos, procediendo en los días posteriores a su traslado y venta. Este grupo se había establecido en la provincia de Barcelona, donde habían creado todo un entramado logístico para la venta del material sustraído.

Sobre los seis detenidos pesan presuntos delitos de pertenencia a organización criminal. También se les atribuyen 31 robos con fuerza, robo y uso de vehículos a motor, quebrantamiento de condena y delitos continuados contra la seguridad en Girona, Barcelona, Tarragona, Lleida, Castellón y Valencia. Tras pasar a disposición judicial del Juzgado de Instrucción número 4 de Sagunto, en Valencia, el instructor ha ordenado el ingreso en prisión para cuatro de ellos.