Menú Buscar

Seguridad del hogar: como un profesional puede ayudarnos

Analizamos diferentes tipos de cerraduras y puertas para proteger nuestra vivienda

Llaves en cerradura de seguridad en un hogar
21.12.2018 12:04 h.
6 min

Teniendo en cuenta el incrementado de los robos a viviendas en estos últimos años, a muchas familias les cuesta conciliar el sueño pensando que les pueden entrar a robar. Llegar a casa y encontrar todo revuelto es algo que puede hacerse realidad, y peor aún será si nos vemos sorprendidos en plena noche.

Un equipo de cerrajeros 24 horas Barcelona podría asesorarnos sobre la mejor cerradura según nuestro caso. No vale la pena escatimar en gastos en este tema: y es que no solo estamos hablando de bienes materiales, si no de la seguridad de nuestra familia.

¿Qué tipos de cerraduras existen?

En el mercado existen todo tipo de cerraduras para elegir. El principal problema es que las personas no suelen saber mucho sobre ellas, ni sus particularidades, ni características básicas. Suelen decantarse por la opción que les parece más interesante, de la que han escuchado hablar o la que le ha recomendado un amigo o familiar.

Para ayudarte a tomar una decisión, hemos preparado un listado de los principales tipos de cerraduras existentes:

Cerraduras cilíndricas de seguridad

Las cerraduras cilíndricas (también conocidas como cerraduras europeas), se llaman así porque constan de una pieza central en el mecanismo compuesta por cilindro + bombín. En este conjunto de elementos es en donde se introducirá la llave para abrirla, o para cerrarla.

El cilindro dispone de unas pestañas especiales con un sistema de dientes que se adaptarán a la forma de la llave. Su principal característica es que son más seguras que las cerraduras convencionales, y que su precio no se eleva demasiado en comparación con otras opciones.

Cerraduras de seguridad empotradas o embutidas

Por otra parte, también tenemos las cerraduras empotradas, que son las más habituales. Según los datos que maneja esta empresa de cerrajeros Tarragona, la mayoría de las personas tienen instalada este tipo de cerradura ahora mismo en el hogar.

Se complementa muy bien con otros métodos de cerraduras, como pasadores para elevar al máximo la seguridad.

Cerraduras de seguridad sobrepuestas

Comprende un mecanismo de seguridad que se podrá ver desde uno de los lados de la puerta (que debería ser el que queda dentro del hogar). Es uno de los sistemas más seguros para colocarlo en las puertas exteriores de viviendas.

La seguridad que ofrece es variable, ya que dependerá del material con el que se haya fabricado. Tienen un problema: son vulnerables al método de palanca. Por ello, será crucial imponer medidas de seguridad para prevenir que sea forzada de esta manera.

Cerraduras de seguridad multipunto

Son cerraduras bastante seguras: están diseñadas a través de una estructura de diferentes anclajes distribuidas a lo largo de varias partes de la cerradura. En base al tipo de cerradura, el número de anclaje será mayor o menor.

Lo más normal es que lleven entre 3-5 puntos de seguridad; con un solo giro de llave se activarán, evitando que el cierre sea complicado. Este tipo de cerradura se puede adaptar a puerta macizas, acorazadas o blindadas (son los 3 tipos de puertas más recomendados), aunque realmente se pueden instalar en cualquier parte.

Cerraduras de seguridad digitales o electrónicas

Estas cerraduras de seguridad son mucho más sofisticadas: es raro verla en los hogares, siendo más común en lugares como hoteles o garajes. Su ventaja es que son muy versátiles: Algunos modelos se pueden abrir con una tarjeta con un código, otras con huellas dactilares, y hasta hay algunos modelos que nos permiten imponer restricciones horarias.

Aunque el nivel de seguridad es bastante elevado de por si, también se puede crear un código de seguridad diferente para la entrada y para la salida, consiguiendo así duplicar la seguridad que dan estas cerraduras.

Cerraduras de seguridad invisibles

Finalmente, tenemos las cerraduras invisibles, que son aquellas que se han diseñado específicamente para su instalación en entornos interiores. El problema de este sistema es que tan solo se puede accionar en el caso de que nos encontremos en el interior de la vivienda, aunque suelen contar con un sistema de desbloqueo para tratar casos de emergencia.

En el caso de que un intruso consiguiera vulnerar el bombín de la cerradura, lo más probable es que no pudiera entrar: la razón de ello es que no existen bombillos exteriores; esto hace que la vivienda quede protegida hasta cierto punto (siempre y cuando no se utilice técnicas de bruza bruta, como el apalancamiento).

Si no tienes muy claro qué tipo de cerradura de las 5 anteriores te conviene, no lo pienses más, ponte en contacto con un cerrajero profesional y pregunta cualquier duda que se te venga a la cabeza. Estos profesionales serán capaces de estudiar tu situación personal y de darte una solución que esté a la altura de las circunstancias. Y así podremos dormir por las noches, sin temor a llevarnos ninguna sorpresa desagradable.

--

Contenido patrocinado

¿Quiere hacer un comentario?