Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La batería que explotó y se incendio en un avión de Ryanair en El Prat

¿Son seguras las baterías de litio como la que explotó en un avión de Ryanair en El Prat?

El incidente derivó, al parecer, de un defecto en el aparato de carga, pero los incidentes son escasos

2 min

Este martes, los pasajeros de un Ryanair que se disponía a despegar de El Prat vivieron un episodio de tensión al explotar la batería de litio externa de un teléfono móvil e incendiarse, lo que provocó el desalojo de la aeronave. Tras este episodio, que no es el primero, es conveniente conocer si estos aparatos son seguros y que consejos hay que seguir para evitar sustos.

El investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Ricardo Jiménez afirma que las baterías de litio con altas capacidades y velocidades de carga y descarga son “muy seguras”, más allá de incidentes puntuales como el incendio en el Ryanair. Un incendio que, probablemente, fue causa de un desperfecto o golpe en la carcasa.

Recomendaciones

Como recomendación al usuario para evitar casos similares, el investigador del CSIC propone que se apague la batería cuando se caliente demasiado, es decir, que se desenchufe o se pare la carga para que no siga demandando corriente.

Las baterías de litio de alta capacidad y alta velocidad de carga y descarga se basan en electrolitos líquidos, que son compuestos orgánicos que pueden arder si existe alguna fisura desde donde reciben humedad y terminan calentándose de forma excesiva.

Destino: Ibiza

Cuando la carcasa plástica que protege la batería se mantiene bien, no tiene por qué pasar nada, simplemente se calienta, se estropea o se degrada, pero no llega a arder; eso ocurre, sin embargo, si se rompe o se sobrepasa mucho la temperatura y se genera un punto muy caliente capaz de perforarla o romperla.

Las cosas se habrían complicado con el último incidente si se demandó mucha carga de repente a la batería, probablemente defectuosa por algún problema de ensamblado, de sellado o algún golpe. Según Ryanair, fue la tripulación de la aeronave la que apagó las llamas después de la evacuación de los pasajeros, que se dirigían a Ibiza.