Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de recurso de un rebaño de vacas en Pla de Beret (Vall d'Aran), como las que han atacado a dos personas en el último mes en la zona / FLICKR

Segundo ataque de vacas a personas en el Vall d’Aran en un mes con graves consecuencias

Ambos accidentes han ocurrido en una zona turística donde el ganado pasta a su aire, por lo que las Administraciones piden a los visitantes precaución y respeto

3 min

Dos personas han sido atacadas por vacas en el Vall d’Aran (Lleida) en el último mes, con graves consecuencias para ambas. Los dos accidentes han ocurrido en el Pla de Beret, una zona turística donde los animales pastan a su aire, según ha informado Catalunya Ràdio.

El primer incidente se produjo a principios de junio, tras el cual la persona atacada quedó gravemente herida en el tórax. La semana pasada sucedió el segundo enfrentamiento entre estos animales con otro visitante, que tuvo que ser evacuado en helicóptero por los servicios de emergencias.

Medidas de prevención

Tras los accidentes, el Consejo General de Aran pide a la gente que siga medidas de prevención y seguridad ante los animales cuando paseen por la montaña, dado que se han dado más casos de mordidas, patadas y caídas.

“Hay que prestar mucha atención en los espacios donde hay ganado, como máximo tomar fotos, pero no hay que acercarse porque se pueden producir estas situaciones de conflicto”, sostiene Francesc Bruna, consejero de Territorio del gobierno aranés, en declaraciones a la emisora de radio.

Piden señalizar la zona

Por su parte, el presidente de la Asociación de Vacas del Vall d’Aran, Antonio Ané, cree que se deberían colocar carteles informativos para alertar a la gente sobre la posibilidad de que se produzcan estos altercados. “Hay que señalizar las zonas de paseo y de acceso fácil de montañas para que la gente tome consciencia de que tienen que respetar lo que hay en la zona”, expone.

En esta línea, también aconsejan ciertas medidas para evitar conflictos de este tipo, como pasear a los perros atados, evitar llevar bolsas blancas en las manos que puedan confundir con sal, no acercarse a los animales –sobre todo a terneros o potros, pues las madres son muy protectoras– y evitar cruzar por medio de los rebaños, ya que puede haber perros pastores que atacarán para defender el ganado.