Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ruleta y apostadores en un casino físico / PEXELS

El sector del juego se siente discriminado por el Govern

La patronal pide al Govern el mismo trato que otorga a la restauración, el comercio y los gimnasios

3 min

El sector del juego se siente discriminado por la Generalitat. No haber sido incluido en el plan de reapertura establecido por el Govern a la hora de relajar las restricciones antiCovid ha provocado una gran indignación, tanto en los empresarios como en los trabajadores. Por ello, ha expresado su “malestar” por lo que consideran una “discriminación” del gobierno catalán hacia la actividad que desarrollan.  ç

La patronal del juego, Patrojoc, pide al Govern el mismo trato que otorga a las actividades comerciales, lúdicas y deportivas que sí han obtenido el permiso para reabrir tras varias semanas de cierre obligado

"Somos seguros"

Después de que la Generalitat abriera la mano para que bares, restaurantes, cines y gimnasios puedan abrir aunque con restricciones de aforo en el Tramo 1, Patrojoc se ha visto en la necesidad den hacerse oír.  

La patronal catalana del juego considera que las salas de juego (bingos, casinos y salones) son también “espacios seguros” para poder reiniciar su actividad, puesto que que, al margen de las acciones que llevan a cabo de manera proactiva y que prevén los protocolos sanitarios que cada empresa implementa, hay controles de acceso estrictos que permiten la absoluta trazabilidad de los clientes, lo que no sucede en otros ámbitos en los que, en cambio, sí se les permiten abrir.

Medidas estrictas

En este sentido, el presidente de Patrojoc, Carlos Duelo, ha recordado que los establecimientos de juego “son locales en los que no se produce una gran concentración de personas y donde se garantizan las distancias de seguridad, la ventilación de los locales y la renovación del aire, la toma de temperatura, el uso de mascarilla y la desinfección de las máquinas y mesas después de cada uso”. De hecho, Duelo recuerda que “hasta ahora, no se ha detectado ningún foco de contagio en ninguna de nuestras salas”.

La patronal del juego de Cataluña ha alertado, por último, de la situación “dramática” por la que atraviesa el sector con caídas superiores al 50% respecto al año pasado. “Nosotros queremos mantener los 8.000 puestos de trabajo directos y los 29.000 indirectos, queremos seguir contribuyendo con 240 millones de euros en impuestos directos a la Generalitat (20 millones de euros al mes), pero para conseguirlo, el Gobierno catalán no puede mantener cerrados 127 salones, 52 bingos y 4 casinos”, advierte Duelo.